Vendimia 2016 - Vendimia Gay Vendimia Gay
viernes 04 de marzo de 2016

La Vendimia ya tiene a su "intruso" predilecto

Daniel Ambrosino conducirá este sábado la Vendimia para Todos y el domingo formará parte de la Vendimia Solidaria.

Si hay un periodista que lleva 11 años cubriendo el fin de semana vendimial en Mendoza y que ya se ha convertido en el "intruso" predilecto de esta celebración, ese es Daniel Ambrosino, mejor conocido como Dani entre los famosos y el televidente que lo sigue cada día en el programa de chimentos de Jorge Rial.

Su relación con Mendoza –dice él– es extrañamente especial. No sabe por qué, el trabajo un día lo acercó a esta tierra y no pudo escapar más de ella. Cada vez que puede, más allá de las obligaciones laborales, se escapa para recorrerla o simplemente para visitar amigos.

Uno de ellos es Gabriel Canci, y junto a él conducirá este sábado la XXI Vendimia para Todos, fiesta instalada en el calendario vendimial que esta noche dirá presente en la Vía Blanca con sus reyes actuales.

A la medianoche de este sábado abrirá su nueva edición en el Stadium Arena Maipú. Tendrá a Caviar como grupo de excelencia para abrir el espectáculo, seguirá la elección de rey y reina de la Vendimia gay y concluirá con una gran fiesta electrónica protagonizada por Carlos Alfonsín, Martín Huergo, DJ Zero y el debut en las bandejas de la vedette Turca Glamour.

Recién llegado a Mendoza, y apenas concluida su labor periodística en Mar del Plata, cubriendo la temporada para radios porteñas e Intrusos (América TV y en Mendoza por El Siete), Dani Ambrosino nos abre su corazón reflexionando sobre su íntima relación con la Vendimia y analizando los personajes y episodios mediáticos que dejó este verano 2016.

–Tenés una relación especial con Mendoza, ¿no?
–La verdad que sí. Me encanta la Vendimia. Sinceramente me fascina ir y voy igual, sea por trabajo o por placer. A trabajar ya hace 11 años que voy, tanto para la Vendimia para Todos como para la Vendimia Solidaria. Para mí es terminar la temporada de Mar del Plata y partir a Mendoza. Es cambiar de aire, y está buenísimo porque el lugar es increíble, la gente, maravillosa... Después de tantos años he forjado verdaderas amistades. Los Canci son como mi familia adoptiva.

–¿Y qué desafío te provoca la conducción de eventos tan regionales, típicos de la provincia?
–Formar parte de la Vendimia Solidaria me llena el alma, ver y transmitir esa cantidad de gente que recauda para ayudar a los que más necesitan, es algo muy gratificante. Y la Vendimia para Todos es una fiesta que fue creciendo año a año y tiene un nivel de carácter nacional e internacional. Ha tenido a figuras como Moria Casán, Flavio Mendoza, Florencia de la V y ahora Caviar. Es un lujo. Gabriel (Canci) y yo hacemos una dupla ideal para eso, es un clásico que estemos juntos ahí. Hacer la Vendimia, en general, cubrir el Carrusel y la Vía Blanca para América TV, es algo que me apasiona, la verdad que es un placer. Aunque no duerma, porque salgo de la Vendimia para Todos, que termina de madrugada, y de ahí me preparo para cubrir y formar parte de la Vendimia Solidaria que arranca cerca del mediodía del domingo.

–O sea que casi no dormís en Mendoza...
–(Risas). Más o menos así. Pero me encanta, bienvenido sea. Es más, te cuento que el año pasado me reuní con directivos del canal (América TV) y les dije que quiero estar presente cada vez que se repartan los fondos recaudados en el evento. Para mí ahí terminaría mi tarea, me encantaría pasar por esa experiencia de participar en la entrega de dinero o materiales a comedores infantiles, hospitales, lo que sea. No quiero que mi tarea se agote en la difusión de la Vendimia Solidaria, quiero ser parte activa, tener una actividad más presente en esto de distribuir y dar a quien lo necesite. Me gusta muchísimo eso y es increíble todo lo que hacen con la Vendimia Solidaria en cada edición. Y uno, cuando forma parte de esos actos, se va con el alma y el corazón más hinchados. Es maravilloso.

–¿Qué te da Mendoza que no encuentres en otros lugares donde sos convocado también para conducir eventos?
–Te voy a hacer una confesión. Tan extrañamente hermosa es mi relación con Mendoza que hace varios años me llaman de la Fiesta del Sol en San Juan para participar, sea conduciendo o con mi presencia, y sin embargo siempre rechazo la propuesta. Siento que si voy a la Fiesta del Sol estoy traicionando la Vendimia. No puedo hacerlo. Mi lugar es Mendoza, mi lugar es Vendimia. Ahí no sólo encuentro respeto, también cariño, afecto, solidaridad, alegría, eso es fundamental para mí. En Mendoza encontré mi lugar en el mundo, no hay ninguna contra, me divierto, descanso, estoy con gente muy querida, la paso muy bien.

–¿Qué relación tenés con el vino? ¿Te gustaría tener tu propia línea, como lo hacen muchos famosos y mediáticos?
–No, la verdad que no. Yo soy vago para eso. Sólo lo tomo, y tiene que ser blanco y dulce. Ese es el que me gusta. Pero no me interesa la vitivinicultura, sólo me gusta tomar vino. Los primeros tres o cuatro años visitaba bodegas, me encantaba descubrir ese proceso. Ahora ya no. Me dedico, en los ratos libres, a estar con amigos mendocinos, armar comiditas ricas o salir a algún boliche. Porque yo voy a Mendoza durante todo el año, por ahí me hago escapadas. Hace poco estuve en Cacheuta, lugar que no conocía... Estando tan cerca de la ciudad... Quedé fascinado con Cacheuta. La próxima vez que pueda escaparme me encierro ahí. Es ideal para descansar.

–Como uno de los máximos referentes locales del periodismo de espectáculos, ¿qué balance hacés de esta temporada de verano?
–Fue un verano muy difícil, los actores tuvieron que remarla mucho, la mayoría se va con más tristezas que alegrías. Reinó más la preocupación económica que el desafío artístico. No fue lo que esperaban. Esto pasó en todos lados, no sólo en Mar del Plata o Carlos Paz. Se vio que la gente vacacionó con un bolsillo ajustado y eso significa resignar el entretenimiento. Por eso muchas funciones no se vieron colmadas. Los productores ahora ponen sus fichas en el verano que viene. Esta temporada fue tristona. En cambio, desde el lado de la farándula fue exitosa, Intrusos tuvo un verano muy bueno. Es que nosotros trabajamos con los artistas y los chimentos que de ellos salgan. Y siempre te dan de comer (risas). Son dos puntos diferentes de ver y evaluar la temporada.

–Y en el marco de lo mediático, ¿qué personaje ves con futuro una vez que se apague el verano?
–La revelación para mí fue la ecuatoriana May Alexander, la modelo amiga –o ex amiga– de María del Mar, que supo meterse muy bien en la polémica internación de Matías Alé y ahora sigue jugando un rol fundamental. Por su rol de moverse en los medios, de tratar el tema, a ella le veo futuro. Tiene una forma muy contundente de hablar y decir su verdad, es muy creíble. Todo lo que dice tiene prueba y lo puede respaldar, sea con un audio o un mensaje de texto o de WhatsApp. No va a los medios con inventos que se le ocurren para robar cámara, digamos. Me parece que, desde ese lugar, tiene futuro. Y no hablo, por ejemplo, del "Bailando" que puede ser efímero porque depende que le caigas en gracia a Marcelo (Tinelli), al jurado o al público que te vota. Tiene futuro en las tablas, yo he hablado con varios productores en Mar del Plata y la tienen en la mira para sus espectáculos. Es una linda mujer, con un cuerpo bárbaro, y además tiene pico, tiene lengua, tiene carácter, tiene ímpetu. Entonces no se va a agotar con una temporada de verano.

–¿Y qué escándalo te llamó más la atención?
–A mí me sorprendió mucho –y me alegró, por supuesto, por mi trabajo (risas)– el enfrentamiento entre figuras importantes, de nivel, como Mirtha Legrand con las actrices de Mujeres de ceniza: Nora Cárpena, Mercedes Carreras y Adriana Salgueiro. Eso fue la frutilla de la torta para esta temporada mediática. Fue un enfrentamiento de divas, de actrices de prestigio que no vienen de lo mediático o de la farándula. Nos han dado titulares maravillosos.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas