Vendimia 2016 - El Siete El Siete
jueves 03 de marzo de 2016

El gran show televisivo de la Vendimia: Un Sueño de reinas

Llega este jueves a El Siete de Mendoza la quinta temporada de Sueño de reinas, esta vez desde el teatro Independencia y con público.

Gisela Campos se emociona como la primera vez. Cada vez, desde hace cinco años, que encara la conducción de Sueño de reinas revive uno de los momentos más felices de su existencia: cuando fue elegida, primero reina departamental de Maipú y luego Virreina Nacional de la Vendimia en 2005.

Y la pantalla parece espejo de sus sensaciones, porque de su oficio como animadora no hay nada que le guste más que hacer entrevistas. "Me encanta charlar con la gente, con famosos o esos héroes anónimos que vale la pena conocer", dijo alguna vez la morocha de pronunciadas curvas que encuentra en su sonrisa la mayor conquista.

Sin embargo, en su quinta temporada de emisión –y ya formando parte del calendario vendimial– Sueño de reinas le ofreció mayores desafíos. Es que el especial, único de la televisión mendocina que logra reunir en un mismo espacio televisivo a las 17 candidatas al trono vendimial cada año, esta vez fue hecho en el teatro Independencia y con espectadores presenciando la "función".

"La verdad es que este año logramos un verdadero show televisivo, una gran puesta en escena. Fue un gran despliegue tecnológico y en el escenario más prestigioso de la provincia, con la gente ahí que podía seguir paso a paso el programa", destaca Gisela Campos, conductora también de Tardes compartidas (El Siete, señal 14 y 1007 en HD de Supercanal Digital).

El especial de dos horas de duración se verá este jueves, a las 19, por la pantalla de El Siete. Y contendrá diferencias en su montaje y desarrollo temático, además de contar con música en vivo.

"Es el quinto año que se realiza y siempre se trató de una charla íntima con cada candidata, horas antes de saber quién va a ser la reina de la Vendimia. La idea es descubrir sus sueños, sus anhelos desde que resultó electa en su departamento, que nos cuente por qué está ahí", explica la animadora. Y revela que esta vez "grabamos como si fuera en vivo, con el calor del público en la sala, eso le dio otro color al programa".

Otra novedad de esta temporada de Sueño de reinas es que no habrá bloques dedicados a la palabra de los familiares y amigos de las reinas departamentales. Aunque, no obstante, la emoción y sensibilidad a flor de piel, con ojos teñidos en lágrimas, estará presente en más de una candidata.

"Nos concentramos más que nunca en ellas, en sus figuras y sentimientos, en sus proyectos y sueños para estar donde están, sus aspiraciones. Porque la imagen de la reina de la Vendimia ha cambiado en estos últimos cinco años y nosotros queremos reflejar ese cambio", nos dice Gisela.

–¿En qué sentido cambió?
–Hoy las chicas quieren un rol protagónico en la sociedad, buscan ser reinas activas, no más decorativas. Y eso me encanta. Muchas ligan sus sueños con las carreras que están estudiando. A este grupo de candidatas, en particular, lo vi muy preparado. La mayoría este año tiene fuertes inquietudes sociales y humanitarias. Veo un grupo de mujeres que saben perfectamente dónde están paradas y hacia adónde quieren ir. Qué sueños tienen para con su provincia y qué tiene cada una para ofrecer. Estas chicas tienen los pies bien puestos sobre la tierra.

–Qué consejos les das a las chicas en cada backstage de "Sueño de reinas"?
–Siempre me piden una opinión, sobre todo porque yo pasé por lo mismo hace ya 11 años. A mí me encanta eso porque Vendimia para mí es muy especial, tanto en mi vida personal como profesional. Y a las candidatas siempre les doy el mismo consejo: que se muestren tal cual son, transparentes, que dejen de lado los prejuicios o las presiones de formas políticamente correctas y le hablen al televidente desde el corazón. Que confíen en ellas mismas. Porque, en definitiva, la gente va a elegir a la mujer que mejor la representa.

Música en su honor
Los artistas Seba Garay, Marcelino Azaguate y Las Hermanas Abraham dedicaron emotivas melodías a las candidatas al cetro vendimial 2016.
Como si fuera en vivo
A diferencia de otros años, esta vez Sueño de reinas fue rodado como si estuviera emitiéndose en vivo y en directo. Para ello hubo que coordinar también el ruido ambiente del público en la sala. Todo salió como lo esperaban.

-50 personas trabajaron en la producción de este especial para la pantalla chica que cumple su quinta temporada al aire. Contó con seis cámaras full HD para el despliegue técnico en un teatro Independencia iluminado y preparado para la ocasión.

El desafío de hacerlo en teatro y con público
Hacer un programa especial sobre Vendimia, que tenga como protagonistas a las 17 candidatas al codiciado cetro, y que se refleje sus perfiles en entrevistas personalizadas para así llegar al televidente, es de por sí todo un desafío. Pero Sueño de reinas, en su quinta temporada, fue por más.

"Todos los años fuimos por más, el primer año hicimos el programa en un bar y al otro nos fuimos a las terrazas del Hyatt. Pasamos por un shopping y hasta por el Museo del Vino. Pero este año fue una bomba, el teatro Independencia es el escenario por excelencia de Mendoza. Fue un trabajo complejo, de mucha gente involucrada. Llevó más de un día el montaje y meses y meses de producción", nos cuenta Rody Gravina, productor general de Sueño de reinas que emite, a las 19, El Siete de Mendoza.

El movimiento de seis cámaras HD, unas 50 personas trabajando hasta el último detalle, desde quien se encargó de los arreglos florales hasta los técnicos, todo fue milimétricamente pensado y coordinado para que al momento de la grabación del especial nada quedara librado al azar.

Así y todo, Gravina –compañero de Gisela Campos en Tardes compartidas (El Siete)– destaca: "Si no hay una buena conducción, todo tira para abajo. Y Gise estuvo brillante, desde su belleza física hasta su rol creativo e intelectual a la hora de las entrevistas personales con las chicas".

Filmado el lunes pasado, en la sala mayor y con público presente, el productor confirma que "fue el programa más complejo pero el que más rápido se grabó a comparación de las cuatro ediciones anteriores".

Otra novedad de esta edición es el debut de la música en vivo. Seba Garay, desde uno de los balcones del teatro, ofreció una serenata (Jarillero) a la Reina y la Virreina Nacional de la Vendimia 2015 (Rocío Tonini y Camila Morales, respectivamente) y a la soberana anfitriona de la fiesta, María Marta Pardini, elegida soberana vendimial de Capital.

Las Hermanas Abraham interpretaron una canción sobre la mujer (Madrecita de cosechas) a las candidatas que "les llegó a erizar la piel" –acota Gravina–, mientras que el folclorista Marcelino Azaguate apareció caminando por uno de los pasillos de la sala, entre los espectadores, y entonando la hermosa cueca Hija del río y de la tierra, con letra de Nora Meineri y música del propio Azaguate.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas