tecnologia - Twitter Twitter
jueves 03 de agosto de 2017

Y sí, llegó el detector de sarcasmo

El objetivo original de los investigadores era desarrollar un sistema capaz de detectar publicaciones racistas en Twitter.

Un equipo de investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) desarrolló un algoritmo entrenado en base a emojis para detectar el sarcasmo en tuits, lo que puede ayudar a combatir el racismo y el acoso en esa red social, informó el sitio web de la institución.

El objetivo original de los investigadores era desarrollar un sistema capaz de detectar publicaciones racistas en Twitter, pero pronto se dieron cuenta de que el significado de muchos mensajes no podían entenderse correctamente sin la comprensión del sarcasmo, explicó hoy el sitio MIT Technology Review.

El algoritmo, denominado DeepMoji, usa la técnica del aprendizaje profundo (deep learning, en inglés), que permite entrenar a una red neuronal simulada a que reconozca patrones a partir de un gran volumen de datos.

El secreto para entrenar este algoritmo fue que muchos tuits ya incluyen algo así como un sistema identificado para contenido emocional, que son los emoji.

Esta característica que ayudó al sistema a leer tuits para emociones en general, también lo hizo para enseñarle a reconocer el sarcasmo.

"Ya que no podemos usar la entonación de nuestra voz o el lenguaje corporal para contextualizar lo que estamos diciendo, los emojis son la forma para hacerlo en formato online", afirmó Iyad Rahwan, profesor del MIT Media Lab, que desarrolló el algoritmo junto a uno de sus estudiantes, Bjarke Felbo.

"La red neuronal aprendió la conexión entre cierto tipo de lenguaje y un emoji", agregó.

Para entrenar a DeepMoji, los investigadores recolectaron 55.000 millones de tuits y luego seleccionaron 1200 millones que contenían una combinación de los 64 emojis más populares.

Primero, entrenaron el sistema para predecir qué emoji iba a ser usado con un mensaje en particular, dependiendo de si era feliz, triste, humorístico, entre otras emociones.

Luego, se le enseñó al sistema a identificar el sarcasmo al usar un conjunto de datos existentes con ejemplos etiquetados. Finalmente, liberaron el algoritmo para que lo usara cualquiera

Asimismo, los investigadores hicieron el sitio web de DeepMoji (http://deepmoji.mit.edu/), donde se muestran los emojis que corresponden a una determinada oración que escriba en el casillero en blanco cualquier persona que quiera probar el sistema.

"Si las máquinas van a cooperar con nosotros, nos van a tener que entender, y la emoción es la parte más difícil", consideró Rahwan.
Fuente:

Más Leídas