tecnologia tecnologia
jueves 12 de enero de 2017

Un programa de IA para consultar dudas desde la playa

El bot es un desarrollo en inteligencia artificial que, a través del aprendizaje automático (machine learning), se nutre de las preguntas que los usuarios le hacen.

La inclusión de la inteligencia artificial (IA) en la vida cotidiana de las personas está ocupando un lugar cada vez mayor a partir de la interacción con bots -pequeños programas automatizados-, que pueden responder desde preguntas complejas hasta las más básicas, como lo hace "el Bot del Verano", que creó un grupo de argentinos en el "Hackatón en Ojotas" de Microsoft.

"¿Cómo estará el clima?, ¿qué espectáculos hay por la zona con entradas de precio menor a 200 pesos? o ¿cuál es el restaurante de mariscos mejor rankeado?", son algunos de los interrogantes que puede responder este bot, contó a Télam Alejandro Banzas, especialista en Nuevas Tecnologías de Microsoft Argentina.

El bot es un desarrollo en inteligencia artificial que, a través del aprendizaje automático (machine learning), se nutre de las preguntas que los usuarios le hacen.

A partir de esa tecnología, fue como un grupo de desarrolladores creó el "el Bot del Verano", un programa con el cual se puede interactuar en lenguaje natural y además brinda toda la información que las personas necesitan para pasar sus vacaciones en la costa atlántica.

El desarrollo fue la culminación de una jornada de trabajo denominada "Hackatón en Ojotas", que tuvo lugar el martes en las oficinas porteñas de Microsoft, donde los 30 participantes también fueron capacitados en aprendizaje automático.

"El objetivo fue pensar una solución para que todas las personas que estén de vacaciones en la playa puedan resolver las dudas que surjan, tales como conocer el clima o buscar algún restaurante", indicó Banzas.

El especialista explicó que al ser una flamante invención, este bot se encuentra en una etapa inicial con la resolución de preguntas básicas. Pero agregó que "como las herramientas de desarrollo son 100% gratuitas, el programa se puede seguir entrenando".

De esta forma, al constituir una pieza de código, a este bot se podrá acceder desde una web o aplicaciones móviles. Y también se podrá integrar en el chat de alguna red social o servicio de mensajería.
Este bot en particular -continuó Banzas- utiliza "Azure Machine Learning", un servicio de análisis predictivo que permite que las computadoras aprendan e identifiquen patrones.

De esta forma, el programa recibe preguntas y mientras que para muchas de ellas tiene respuesta, para otras no. Entonces, en el caso de las que no conoce, el bot se retroalimenta para aprender a responder lo que antes desconocía.

"De esta manera la interacción entre la máquina y las personas se enriquece día a día", destacó el especialista.

Además de la inteligencia artificial, este programa usa técnicas de procesamiento de lenguaje natural que permiten traducir el lenguaje de las personas al de la máquina. Lo cual permite que las preguntas puedan ser respondidas por la computadora.

"Las oportunidades que brinda la inteligencia artificial y el aprendizaje automático son enormes en diferentes campos, desde cuestiones complejas hasta las más cotidianas", destacó Banzas y citó como ejemplo, el aprendizaje de idiomas.

Asimismo, remarcó el talento de los desarrolladores argentinos en ese campo, que es "alabado en el mundo entero".

Otros ejemplos posicionan a la inteligencia artificial en un lugar destacado, como el programa de IA que logró leer por primera vez en el mundo 35 millones de artículos publicados en los diarios británicos entre 1800 y 1950.

Este resultado se conoció ayer, en el marco de un estudio realizado por un grupo de investigadores de la universidad británica de Bristol. A través de los artículos de los diarios, el sistema logró identificar hechos conocidos del pasado, como epidemias, guerras, coronaciones y cónclaves.

No obstante, la inteligencia artificial también es cuestionada cuando, través de procesos automatizados, reemplaza puestos de trabajo ocupados por personas.

Uno de los primeros casos de esa experiencia se reveló este mes por parte de la empresa japonesa de seguros Fukoku Mutual Life Insurance, la cual comenzó a implementar una plataforma de inteligencia artificial para sustituir el trabajo de 34 empleados administrativos.

A través de un comunicado, la firma nipona detalló que el software "IBM Watson Explorer" iba a reemplazar a 34 empleados para escanear documentación de registros hospitalarios, como la historia clínica, las lesiones en el lugar de trabajo y los procesos administrados, con el fin de establecer pagos y posibles fraudes.

El nuevo camino abierto por la inteligencia artificial es indiscutible y en algunos casos sobre cuestiones complejas como la asistencia a los médicos para el diagnóstico de "enfermedades raras", una iniciativa implementada desde el año pasado por el hospital universitario de la ciudad alemana de Marburg.

Sin embargo, es necesario que sea implementada con cuidado (especialmente, cuando reemplaza puestos de trabajo) y en concordancia con el marco cultural de cada lugar.
Fuente: Télam

Más Leídas