tecnologia tecnologia
jueves 27 de octubre de 2016

Samsung mantiene liderazgo mundial pese al fiasco del Galaxy Note 7

El Galaxy Note 7 iba camino a convertirse en el producto estrella de Samsung hasta que varias unidades se prendieron fuego espontáneamente o explotaron.

Samsung acusó recibo del fiasco de su Galaxy Note 7 en el tercer trimestre pero mantuvo su liderazgo mundial en el mercado de los smartphones, según estudios de las firmas IDC y Strategy Analytics.

Ambas empresas creen que la participación de mercado del grupo surcoreano se redujo a alrededor del 20%, frente a poco más del 23% un años antes. Su mayor rival, el grupo informático estadounidense Apple, sin embargo, registró también una disminución de sus ventas y sólo consiguió el 12,5% del mercado de acuerdo con IDC, y el 12,1% según Strategy Analytics.

"El dominio de Samsung en el mercado no ha sido cuestionado en el corto plazo, incluso con la retirada del Galaxy Note 7, tan reseñada en los medios, pero falta ver el impacto a largo plazo sobre la marca Samsung", dijo Melissa Chau, analista de IDC.

El Galaxy Note 7 iba camino a convertirse en el producto estrella de Samsung hasta que varias unidades se prendieron fuego espontáneamente o explotaron.

El grupo responsabilizó de los incidentes a las baterías y organizó una primera retirada masiva a principios de septiembre. Pero cuando los dispositivos de reemplazo comenzaron a prenderse fuego, la compañía finalmente desistió de continuar con la producción.

El retiro del mercado "ha sido mal gestionado, lo cual ha dañado la imagen y ha dejado un gran hueco en los smartphones de gama alta" de Samsung, estimó Neil Mawston, de Strategy Analytics.

"En un mercado que en términos generales alcanza su madurez, es como un adelanto de la Navidad para los fabricantes que buscan sacar provecho de otros dispositivos de pantalla de gran tamaño como el iPhone 7 Plus de Apple o el Google Pixel", sostiene Melissa Chau.

Apple reveló, no obstante, sus últimos modelos a mediados de septiembre, demasiado tarde para que ello tenga un impacto generalizado en las estadísticas del tercer trimestre, mientras que el primer teléfono inteligente diseñado totalmente por Google apenas acaba de llegar a las tiendas.

Detrás de los dos gigantes que son Samsung y Apple, los fabricantes chinos continuaron ganando terreno en el tercer trimestre. Huawei confirmó su tercer lugar a nivel mundial, con una cuota de mercado estimada por las dos firmas en alrededor del 9%, seguido por sus compatriotas OPPO y Vivo.

En general, el mercado mundial de los smartphones registró un leve crecimiento en el tercer trimestre. Strategy Analytics lo ubica en el 6%, con un total de 375,4 millones de unidades vendidas, e IDC -que dijo haber excluido de sus estimaciones las ventas del Galaxy Note 7-, en 1% respecto a un año antes, con 362,9 millones de dispositivos vendidos.
Fuente: Noticias Argentinas

Dejanos tu comentario

Más Leídas