tecnologia tecnologia
sábado 25 de junio de 2016

Los celulares pueden convertirse en una herramienta del sistema financiero

El Banco Central (BCRA) aprobó por primera vez una norma que contempla un canal móvil como medio de transferencia de fondos y pagos de bienes.

El Banco Central (BCRA) aprobó por primera vez una norma que contempla un canal móvil como medio de transferencia de fondos y pagos de bienes y servicios a cuentas de terceros, se informó oficialmente.

En este contexto, las entidades financieras que ofrecen el servicio de Banca por Internet ("homebanking") deberán proveer a sus clientes -sin costo- una aplicación para dispositivos móviles que permita realizar transferencias entre teléfonos celulares y también recibir pagos de tarjetas de débito.

Mientras el Gobierno redobla esfuerzos por bancarizar al casi 60 por ciento de la población que se encuentra fuera del sistema, el BCRA busca alternativas al uso de tarjetas de crédito y débito como medios de pago físicos tratando de aprovechar el desarrollo permanente de nuevas tecnologías.

Incluso, la utilización de dispositivos móviles para retirar dinero podría favorecer a los comercios que operan únicamente con efectivo, dado que no encuentran rentable el modelo de negocio actual de tarjetas de crédito y alquiler de POS.

Consultada al respecto, la directora comercial de MovilGate, una empresa argentina pionera en el desarrollo de soluciones móviles para finanzas, Marcela Carbajo, indicó que lo planteado por la nueva circular del BCRA significa "un paso hacia el objetivo de inclusión financiera, aunque todavía queda un largo camino por recorrer para lograrlo".

"Todavía estamos en un proceso de análisis del alcance de las nuevas medidas, pero ya desde un punto inicial difiere de lo establecido en otros países como Ecuador, Perú o Paraguay", dijo Carbajo, e indicó: "En nuestro país se está apuntando, al menos inicialmente, a personas que ya disponen de cuenta bancaria".

"En otros lugares el foco es justamente la inclusión financiera, es decir, cómo a través del teléfono celular podemos incluir en el sistema a personas que aún no tienen ese acceso a servicios bancarios", agregó.

Ecuador se constituyó en el primer país en encarar una política oficial de pagos móviles desde el Banco Central a mediados del 2010.

En ese entonces, se entendió que ésta era una buena estrategia para incluir en el circuito financiero a personas que no disponían de cuentas bancarias. Por ejemplo, las personas que cobraban beneficios sociales podían transferir ese dinero a sus "cuentas móviles" y a partir de eso, podían abonar bienes y/o servicios.

De acuerdo con Carbajo, el despegue de los pagos móviles en Argentina "dependerá tanto de los usuarios que ingresen al sistema como de la red de comercios disponibles o puntos de cash-in y cash-out".

¿Qué sucede hoy?

"Los teléfonos celulares son ahora inteligentes, pero no pueden distribuir dinero", sostuvo la especialista de MovilGate en un comunicado de prensa.

"Se pueden usar solo para transferir o trasformar valor electrónicamente, por lo que se hacen necesarias sucursales bancarias, cajeros automáticos o redes que puedan cubrir zonas alejadas de los grandes centros urbanos en las que el usuario pueda depositar o sacar dinero", señaló.

Si la bancarización es un aspecto crucial para la evolución de los países, y las herramientas tecnológicas se muestran como un medio clave para lograrla, el desafío es unir ambas esferas para promover la igualdad de condiciones en el ámbito financiero de toda la población argentina, consideró la especialista.

"Se debe seguir trabajando en el sentido de la inclusión financiera para posibilitar que no sólo el usuario no bancarizado acceda al sistema sino también que el pequeño comerciante pueda aceptar otro medio de pago que no sea dinero en efectivo", concluyó Carbajo.
Fuente: Noticias Argentinas

Más Leídas