tecnologia - Google Google
lunes 18 de abril de 2016

LG G5: el primer teléfono modular de la historia

La firma surcoreana se adelanta a Google en el lanzamiento de un terminal que puede ser "reconstruido" a voluntad por el usuario, quitando y añadiendo módulos que lo convierten, por ejemplo, en una cámara de fotos profesional o en un reproductor de audio de máxima calidad.

Ver para creer... Cuando ya pensábamos que la evolución de los teléfonos móviles solo era cuestión de poner mejores pantallas, procesadores más potentes y baterías más duraderas, llega LG y, de nuevo, lo pone todo patas arriba. La firma coreana, en efecto, acaba de presentar en el Mobile World Congress de Barcelona la quinta generación de su gama G (el LG G5), y no resulta exagerado decir que el nuevo buque insignia de la compañía se ha convertido en el centro de todas las miradas y comentarios durante la feria tecnológica más importante del mundo. ¿La razón? Se trata del primer «smartphone» que puede ser «reconstruido» a voluntad por el usuario,quitando y añadiendo módulos que lo convierten, por ejemplo, en una cámara de fotos profesional o en un reproductor de audio de máxima calidad.

Original, rompedor, revolucionario, disruptivo... Que cada uno elija el término que más le guste, pero el nuevo LG G5 es todas esas cosas juntas... y unas cuantas más. Se trata de la primera vez que sale al mercado un «smartphone» con «tecnología modular», un concepto nuevo en la industria de la telefonía móvil y que ahora LG, en solitario, se ha atrevido a poner en el mercado con todas sus consecuencias. Tampoco renuncia la firma a las famosas pantallas curvas que desde hace unos años lucen todas sus creaciones. Y es que la compañía coreana nunca se ha querido conformar, como la mayoría, con innovaciones meramente estéticas o en el terreno del software, sino que lleva ya años «buscándole las vueltas» al hardware. Ahora, parece haberlo conseguido con este «concepto Lego» según el que cada cual puede construir su terminal en función de sus gustos, necesidades y preferencias.

Así funciona

En la parte inferior del teléfono hay una pestaña que permite abrirlo y extraer, por debajo, la batería. Y es ahí, precisamente, donde se puede introducir uno de los varios módulos que acompañan al terminal. LG los llama «friends» («amigos»), y sirven para reforzar determinadas funciones de nuestro teléfono. Existe, por ejemplo, un módulo (LG CAM Plus) que, una vez acoplado, convierte al G5 en una auténtica cámara de fotos profesional, aunque el dispositivo no pierde por ello ninguna de sus funciones habituales. Es decir, seguirá funcionando para hacer y recibir llamadas y para llevar a cabo las tareas y funciones normales de un smartphone. El módulo, que cuenta con toda una serie de botones físicos para controlar la cámara, incorpora además una batería complementaria, de 1.200 mili amperios, de forma que mientras está anclado al teléfono "tira" de esa segunda batería, evitando evita que se consuma la del móvil, que es de 2.800 miliamperios.

De la mano de B&O Play (Bang & Olufsen), LG ha presentado también otro interesante módulo (LG Hi-Fi Plus), un conversor de digital a analógico (DAC)que está especialmente pensado para escuchar música y que convierte el sonido a calidad de 32 bits. Para introducir cualquiera de los módulos no es necesario extraer la batería principal del teléfono móvil.

Según se explicó durante la presentación, no se trata de simples accesorios, sino de un concepto totalmente nuevo y que LG ha colocado bajo el lema «Life is good when you play more» («La vida es buena cuando juegas más») y que consiste en ampliar el «ecosistema» de dispositivos alrededor del teléfono para aumentar su funcionalidad en los terrenos más variados.

Cámara para grabar en 360 grados

Pero no todos los «friends» (ocho en total) presentados durante la conferencia son módulos que se encajan físicamente en el teléfono. De hecho, la firma mostró también una pequeña cámara (externa) capaz de tomar imágenes y de grabar vídeos en 360 grados (toda una tendencia en esta edición del Mobile World Congress a la que se han apuntado, entre otros, también Samsung y HTC).

Esta cámara, llamada LG 360 Cam, cuenta con una batería propia de 1.200 mili amperios y 4GB de memoria interna, que puede ampliarse con tarjetas micro SD. Se controla y maneja desde el LG G5 a través de una aplicación, graba vídeos en calidad 2K y permite, por lo tanto, llevar la realidad virtual hasta el mismísimo teléfono móvil. Los vídeos que hagamos en 360 pueden subirse a Google Street View o al canal YouTube 360.

Otro simpático «friend» es una esfera llamada «Rolling bot» algo más pequeña que un balón de fútbol, y que puede ser usada como cámara de seguridad o vigilancia en cualquier parte de la casa, pero que también permite jugar con ella, haciéndola rodar (siempre desde el móvil) hacia donde queramos, como si fuera un coche teledirigido. La cámara de este dispositivo es de 8 megapíxeles.

Otro de los módulos, también externo, sirve para tener siempre una segunda batería cargada sin necesidad de estar conectada al móvil. Por eso, durante la presentación se afirmó que el nuevo LG G5 dispone de una batería de «hasta 5.000 miliamperios», según cual sea la configuración que elijamos en cada momento. Los portavoces de LG afirman que en el futuro asistiremos al lanzamiento de un buen número de nuevos «friends», que ampliarán las funcionalidades del teléfono de mil y una forma diferentes.

Especificaciones de lujo

En cuanto a las especificaciones «clasicas», el nuevo LG G5 cuenta con una pantalla de 5,3 pulgadas con calidad QHD. Su procesaror es el nuevo e impresionante Qualcomm Snapdragon 820, un octacore con arquitectura de 64 bits, tecnología de 14 nanómetros y un rendimiento gráfico un 40%superior al modelo anterior. La memoria RAM es de 4 GB y la de almacenamiento de 32 GB, con posibilidad de ampliarse hasta los 2 TB con tarjetas microSD.

En cuanto a la cámara, el G5 incorpora una doble cámara trasera (de 16 y de 8 megapíxeles). Juntas, pueden capturar en modo gran angular de hasta 135 grados, casi dos veces más que cualquier otro smartphone y 15 grados más que el mismísimo campo de visión del ojo humano. La cámara frontal también es de 8 megapíxeles.

Pantalla siempre encendida

En contra de lo que se esperaba, el nuevo LG G5 no lleva la doble pantalla que fue la característica más destacada del recientemente presentado LG V10. En su lugar, incorpora la tecnología «Always on», que permite que la pantalla principal siempre esté encendida para mostrar la hora, la fecha, el calendario o las notificaciones. Cabe destacar que esta tecnología consume muy poca batería, apenas el 0.8% de lo que gasta la pantalla totalmente iluminada. La razón es que en el modo Always on solo se iluminan los píxeles necesarios para mostrar la información solicitada, mientras que el resto de ellos permanecen apagados.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas