tecnologia tecnologia
jueves 12 de enero de 2017

¿Hacia dónde van las naves Voyager?

Las naves transitan regiones desconocidas cuya composición y fronteras tratan de establecer los científicos con base en los datos que envían.

Se alejan a 60 000 kilómetros por hora hasta donde nunca había llegado la obra humana, mostrando rutas insospechadas.

Las naves Voyager, que partieron a fines de los 70, siguen rutas diferentes y por 10 años más, aproximadamente, continuarán enviando datos.

"Están examinando pequeñas regiones a medida que viajan. Pero no sabemos si son típicas o raras", expresó Seth Redfield, investigador de la Wesleyan University.

El telescopio Hubble ha seguido las dos naves para comparar lo que observa con la información que envían las Voyager, para caracterizar mejor el medio interestelar, desconocido todavía.

La Voyager 1 se encuentra a 20 000 millones de kilómetros, la más alejada. Se estima que en 40 000 años pase a 1,6 años luz de la estrella Gliese 445 hacia la constelación Camelopardalis..

Su gemela, la Voyager 2, anda a unos 17 000 millones de kilómetros. En 40 000 años debe pasar a 1,7 años luz de la estrella Ross 248 en la constelación de Andrómeda.

Pasadizos

El Hubble complementa las observaciones de las naves mirando a través de las rutas que siguen para hacer un mapa de la estructura interestelar en el camino.

Mira varios años luz por delante para medir cómo el material interestelar absorbe parte de la luz de las estrellas.

Las regiones por donde transitan son desconocidas. La 1, se estima, se encuentra en el medio interestelar. La 2 saldrá de la nube que envuelve el Sistema Solar en dos milenios y luego pasará 90 000 años en una segunda nube antes de pasar a la tercera.

Lógico, ya no enviará información, pero seguirá el camino silenciosa, como la 1, enviadas de la humanidad.

Para Redfield las variaciones, establecidas con base en los elementos químicos que se observan, podrían decir que las nubes se formaron de maneras distintas.

El Sol, según los datos del telescopio, está pasando por una nube de material que afecta la heliosfera, esa burbuja donde está el Sistema Solar y producida por el viento de la estrella.

La heliosfera se comprime cuando se cruza una región de material denso y se expande cuando halla una poco intensa. Un movimiento debido a la interacción con el viento estelar y el material interestelar.

Todo esto influye en lo que observan y envían las naves.

Para los científicos, es un tema intrigante, pues nunca se había transitado por el medio interestelar. Por eso es difícil saber con certeza cuándo una nave pasa de una región a otra y por eso la ayuda del Hubble.

Fuente: El Colombiano

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas