tecnologia - DGE DGE
viernes 05 de agosto de 2016

El Pokémon conquistó a los mendocinos

Los espacios abiertos de la ciudad fueron visitados por cientos de jugadores que, teléfono en mano, probaron la aplicación, furor en todo el mundo. Preocupa la distracción que causa entre los jóvenes.

Si al caminar por las calles del centro de Mendoza te encontrás con decenas de personas apuntando con su smartphone en la misma dirección y por curiosidad descubrís que no hay nada ahí que valga la pena fotografiar, lo más probable es que ese grupo de gente esté cazando un pokémon o adquiriendo pokéballs. Es decir, que esté jugando al Pokémon GO, la aplicación que es furor en todo el mundo.

El esperado videojuego llegó el miércoles a la noche a la Argentina y desde las primeras horas fue descargado masivamente en todo el país. Se trata de un software de realidad aumentada que se puede bajar en aparatos con Android o en iPhone y permite a los jugadores utilizar la cámara de su celular para ver bichos, o pequeños monstruos interactuando con la arquitectura de la ciudad.

Según las reglas del juego, cada participante se transforma en un cazador que debe reunir una cantidad determinada de criaturas fantásticas, guiado por el GPS y caminando por distintos circuitos urbanos. Para atrapar a estos animalitos los jugadores deben lanzarles bolas virtuales, encerrarlos y entrenarlos como guerreros para que peleen en siguientes combates con otros usuarios.

El juego se extendió con éxito en Mendoza y tuvo durante su primer día a decenas de adolescentes y adultos, reunidos jugando en distintos espacios abiertos, sobre todo en la plaza Independencia. Los grupos de amigos caminaban a tientas para no chocarse o tropezarse, mientras seguían las indicaciones que iban surgiendo de la pantalla de sus teléfonos inteligentes.

Si bien a nivel nacional ya comenzaron a emitirse las primeras campañas para prevenir accidentes en la vía pública y para alertar sobre otras consecuencias asociadas a su uso en Mendoza aún no se define ninguna advertencia, y eso que ya se cobró un accidentado en el paseo de compras del puente Olive, en Godoy Cruz.

Por eso el Municipio de ese departamento fue el primero en lanzar vía Twitter algunas recomendaciones para evitar más inconvenientes. Desde el Ministerio de Seguridad, consultados sobre si analizan emitir algún aviso relacionado a este fenómeno, dada las consecuencias que ya provocó en otras partes del mundo, dijeron que aún no tienen preparado nada.

Lo mismo comunicaron en la Dirección General de Escuelas (DGE), que hasta el momento no registró ningún problema en los colegios secundarios.

No obstante, vale destacar que muchos chicos entrevistados ayer dijeron haber descargado la aplicación y jugar durante el recreo o a la salida después de clases, mientras hacen el camino de regreso a sus casas.

Fanáticos y curiosos cuentan sus primeras experiencias
La plaza Independencia se transformó este jueves por la tarde en uno de los sitios más visitados por los usuarios de este juego, creado en 1996 y relanzado recientemente por otros medios. Emanuel Molina (29) fue uno de los tantos que estuvieron atrapando monstruos para lograr mejorar su puntaje. "Está muy bueno, tengo que luchar en la estatua de la plaza para ganar un pokémon", contó este usuario.

Alberto Palma (28) y Matías Jofré (17) también jugaban cerca. "Vamos recorriendo el centro, luchando en algunos sitios y dejando pokémones para que defiendan los lugares que conquistamos. Es muy entretenido y llevamos 73 atrapados", confesaron los amigos, que usaban una bicicleta para agilizar el recorrido y trasladarse de un espacio verde a otro.

"Lo descargué apenas se anunció que llegaba al país y estoy aprendiendo a usarlo. Por ahora no entiendo mucho", confesó Cecilia García (31). Mientras, Aimé López (20) salió con su mejor amigo, Sebastián Deseff (18), a pasear por la Peatonal y apuntar con la cámara del teléfono para encontrarse también con alguna de las criaturas virtuales.

"Es muy emocionante ir caminando y sentir que de repente te vibra el celular para avisarte de que hay uno de los pokémones cerca. Lo malo del juego es que te consume mucha batería y descarga de datos", explicó la adolescente. Luciana Ortiz (16) describió que atrapó a cuatro de estos bichos en su casa. "Estoy juntándolos para canjearlos, evolucionar y pasar a otro nivel", dijo.

Sarai Gómez (16) relató que muchos descargan el juego por fanáticos y otros por curiosos, y que depende de las zonas geográficas el tipo de criatura que se manifiesta. "En Mendoza la mayoría de los pokémones son de piedra pero si te vas a una zona húmeda o al mar vas a encontrarte con que estos animalitos son de agua", detalló.
Fuente:

Más Leídas