tecnologia tecnologia
sábado 07 de mayo de 2016

El nuevo campus "hippie futurista" de Google

El nuevo campus parece una mini ciudad que conjuga perfectamente la vida al aire libre con el trabajo.

Si hay algo que caracterizó a Google, a lo largo de su historia, es la innovación. Y no solo por ser pioneros en la red, sino por generar alrededor del mundo un nuevo paradigma en la forma de relacionarse y tratar a sus empleados, en el que la vida personal y profesional van de la mano. Donde la colaboración entre todos y la libertad cobran importancia. Originalidad e innovación, estas dos cualidades se reflejarán en el nuevo campus que Google desarrolla en Silicon Valley, California, Estados Unidos y que fue descripto como un campamento de verano idílico.

Siguiendo los pasos de Apple, que está construyendo un nuevo campus para su empresa en California, Google busca expandir su terreno. Y los nuevos planos y renderings revelados por la compañía para su flamante campus de Mountain View, California muestran una mini ciudad que conjuga perfectamente la vida al aire libre con el trabajo, con edificios que recuerdan a carpas de campamentos. El proyecto está a cargo de Bjarke Ingels Group (BIG) y Heatherwick Studio.

Este nuevo proyecto se ideó luego de que Google perdiera contra LInkedIn una batalla para lograr tener más espacio, según había informado el Silicon Valley Business Journal. Y, como su masivo diseño para un campus de vidrio no pudo ser, se pensó en otra alternativa igualmente innovadora y eficiente. Este último diseño que fue revelado hace poco es un complejo de dos niveles que le da prioridad al exterior y a la actividad física.

Según los documentos que Google presentó a la ciudad de Mountain View para que se apruebe el proyecto, los techos poseen ese peculiar diseño para ayudar a regular la temperatura de la zona, mantener la calidad del aire y para también regular el sonido en el nuevo edificio de oficinas de la empresa. La superficie de más de 55 mil metros cuadrados también tendrá caminos verdes y muchos espacios al aire libre.

El proyecto a cargo del danés Bjarke Ingels y del inglés Thomas Heatherwick recuerda a las comunidades hippies de los '60 pero siempre con un espiritu moderno y "techy", la esencia del espíritu de Google. Es un espacio que promete ser eco-friendly a la vez que pone como estandartes y principios a la estética y funcionalidad de un mega gigante de la industria tecnológica mundial.

El complejo mantiene el espíritu de Google de darles libertad y aire a sus empleados, alejándose cada vez más de los estereotipos de trabajo del siglo XX. El campus es sin dudas futurista y con miras al mañana. El vidrio es protagonista, y es el material utilizado para la futura construcción de los edificios ondulantes. Las paredes podrán moverse como muebles para adaptarse a las necesidades de la empresa californiana. David Radcliffe, el vicepresidente del área de real estate de Google explicó en un post que "en vez de construir edificios no movibles, se crearán estructuras livianas y parecidas a bloques que podrán moverse fácilmente de un lado al otro".
Fuente:

Más Leídas