tecnologia - tecnología tecnología
martes 28 de junio de 2016

El "auto-camaleón" que se convierte en otro modelo

El increíble Blackbird será utilizado principalmente en la grabación de películas y anuncios.

Persecuciones espectaculares sobre el asfalto, millonarios luciendo modelos despampanantes, carreras clandestinas con vehículos tuneados... de una forma u otra, los coches pueden llegar a convertirse en auténticos protagonistas de las películas en que aparecen.

El problema es que esto puede causar que los costes de la producción se disparen. Para terminar con ese problema ha llegado Blackbird, un asombroso automóvil capaz de «disfrazarse» y aparentar ante las cámaras que es cualquier otro coche que se desee.

El blog Geek nos presenta esta impresionante máquina, creada por la compañía tecnológica The Mill. La firma londinense se propuso encontrar una manera de evitar los riesgos que supone filmar determinadas escenas empleando automóviles reales.

Gracias a Blackbird nadie tendrá que jugarse un carísimo Porsche o un imponente Lamborghini para conseguir un plano de unos pocos segundos. Puedes conocer mejor cómo funciona en este vídeo de YouTube:

auto futurista

No importa cuál sea el modelo que se prefiera: Blackbird es capaz de modificar sus medidas de ancho y largo para adoptar las del coche que se escoja. Una vez grabadas las tomas, los diseñadores pueden colocarle la carrocería oportuna gracias a su avanzada tecnología de sensores.

Una maravilla que ya ha sido galardonada con un premio de innovación «Cannes Lions» y que está despertando un enorme interés en el mundo audiovisual.

¿Cuáles son las ventajas de utilizar Blackbird? No sólo se trata de evitar la adquisición o alquiler de vehículos de alta gama. Esta herramienta permite mantener el secreto durante una grabación publicitaria, sin temor a injerencias externas que puedan descubrir el contenido de un anuncio.

Por otro lado, también contrarresta los condicionantes climatológicos a la hora de grabar en exteriores: no será necesario, por ejemplo, esperar a disponer de la luz solar exacta para obtener el brillo deseado.

Fuente: abc.es

Dejanos tu comentario

Más Leídas