tecnologia - tecnología tecnología
viernes 06 de enero de 2017

CES 2017: televisores con la pantalla como parlante

La japonesa Sony fue la que presentó uno de los productos más comentados en redes sociales y medios internacionales: un televisor sin parlantes.

Televisores con una definición superior, más brillo, precisión y control que nunca, más delgados que un teléfono e incluso un modelo sin parlantes, que emite sonido a través de la vibración de la pantalla, se destacaron en la inauguración de las CES 2017, la exposición de electrónica de consumo que abrió sus puertas en la ciudad estadounidense de Las Vegas para mostrar la próxima generación de productos "que revolucionarán el mundo".


"Qué forma increíble de celebrar el 50° aniversario de la CES al contar con el espacio de exhibición más grande de nuestra historia y mostrando la próxima generación de productos que revolucionarán el mundo", afirmó Gary Shapiro, responsable de la organización de la feria de electrónica mas grande del mundo, en su discurso de apertura.

Así presentó el encuentro por el que pasarán un total de 160.000 personas para ver las últimas innovaciones de más de 3.800 empresas provenientes de 150 países, entre startups y compañías consolidadas, entre las que se destaca una fuerte presencia de fabricantes chinos y asiáticos en general.

Una de ellas, la japonesa Sony, fue la que presentó uno de los productos más comentados en redes sociales y medios internacionales: un televisor sin parlantes que emite sonido a través de la vibración de la pantalla, una nueva tecnología denominado "Acoustic Surface".

La firma nipona apostó a la nueva generación de televisores de alta gama que incluyen la tecnología OLED, compuesta de diodos orgánicos de emisión de luz formados por una diminuta película de componentes orgánicos que reaccionan al paso de la electricidad emitiendo luz, según informó El País.

El equipo se completa con un atractivo diseño que viene en 55, 65 y 77 pulgadas.

Por su parte, la surcoreana Samsung mostró su TV de 75 pulgadas con QLED, una tecnología que "añade un nuevo material metálico a los puntos cuánticos semiconductores de escala nano para ofrecer la combinación perfecta de luz y color disponibles actualmente en tecnología de pantallas", según informó la empresa en un comunicado.

Los semiconductores de estos paneles, según explicó el sitio especializado Xataca, "actúan de forma similar a las celdas de un panel OLED aunque sin sus inconvenientes (no son sensibles ni a la oxidación ni a la humedad, por ejemplo)".

"La novedad de las nanopartículas de los paneles QLED es que, a pesar de seguir necesitando luz trasera, la activación de los píxeles se realiza de forma independiente, por lo que se consigue el deseado encendido/apagado individual que es el valor del contraste infinito de los paneles OLED", precisó.

Esta particularidad permite que la imagen pueda ser vista con un color y una calidad consistente desde cualquier ángulo de visión.

Por su parte, la también surcoreana LG exhibió su nuevo televisor Signature, de 65 y 77 pulgadas, con tecnología OLED y que tiene como uno de sus atractivos tener una de las pantallas más finas del mundo, con tan solo 2,57 milímetros de espesor, el equivalente a dos monedas apiladas.

Debido a su mínimo espesor, estos equipos solo pueden fijarse en la pared -no se apoyan sobre una plataforma- con tornillos o imanes, tienen marcos reducidos, resolución 4K y soporte para HDR10.

LG introdujo también sus nuevos televisores Super UHD, que si bien son un poco más anchos (6,9 milímetros), llegan con una nueva tecnología llamada Nano Cell que trabaja con partículas de un nanómetro de diámetro, para manejar más de 1.000 millones de colores y conseguir una coloración de la imagen lo más cercana posible a la realidad, precisó Computer Hoy, que añadió que estas partículas son capaces de absorber la luz, para evitar que el color se difumine.

Esta edición de la CES marcó el debut de la china Xiaomi, que además de su esperado smartphone sin marcos Mi Mix, mostró su "Mi TV 4", un televisor modular de 4,9 milímetros de espesor que tiene la pantalla por un lado y la parte electrónica y los parlantes por el otro. Las partes se unen por un cable.

Con resolución 4K, pantalla LCD y un sistema operativo basado en Android, la tv de Xiaomi tiene un sistema de personalización basado en inteligencia artificial y llega con un precio bastante menor que el de sus competidores: 1.500 dólares para el modelo de 65 pulgadas.

Entre las pantallas sobresalió también un monitor desarrollado por Dell con resolución 8K (7.680x4.320 píxeles), de 32 pulgadas y capaz de exhibir 1.070 millones de colores.

Según informó The Verge, el equipo de gama premium está construido en aluminio, tiene marcos ínfimos, es completamente regulable y tendrá un precio de 5.000 dólares cuando salga al mercado, a finales de marzo.

Otra de las novedades en el mundo de las pantallas llegó de la mano de Razer, que presentó una computadora portátil con tres monitores con definición 4K, un equipo en fase de prototipo desarrollado para el sector gamer (de videojuegos).

La "Project Valerie", "la primera portátil del mundo con tres monitores incorporados" según anunció la fabricante, tiene tres pantallas de 17 pulgadas, dos de las cuales se despliegan a los costados de la central.

Además de los televisores de gran resolución, se espera que sean los coches autónomos, la inteligencia artificial y los asistentes virtuales las estrellas de la CES 2017.
Fuente:

Más Leídas