tecnologia - Estados Unidos Estados Unidos
jueves 28 de julio de 2016

Así será la ciudad del futuro que planea edificar Google

La página web Tech Insider ha creado una predicción sobre su diseño, en base a las últimas adquisiciones de Alphabet -la compañía madre del buscador- y de sus más modernos proyectos.

El pasado mes de mayo, Google anunció su intención de comprar grandes cantidades de suelo en diferentes ciudades de los Estados Unidos con la intención de crear una especie de barrios tecnológicos.

De momento poco o nada se sabe de cómo serán esas futurísticas calles. Pero la página web Tech Insider ha creado una predicción sobre su diseño, en base a las últimas adquisiciones de Alphabet -la compañía madre del buscador- y de sus más modernos proyectos. Con todos ustedes la ciudad Google:

Situación

La ciudad Google estaría en el medioeste de Estados Unidos. Esa es la predicción del urbanista Brooks Rainwater, que asegura que la compañía podría encontrar en esta zona del país suelo barato, grandes áreas rurales, y sobre todo, un lienzo en blanco para poder pintar su visión de futuro. Por ejemplo, podría instalar todo el cableado necesario para instalar Google Fiber -su servicio de fibra óptica ultra rápida (hasta 1.000 megas de descarga) desde cero, sin necesidad de pedir permisos a otras compañías de telecomunicaciones

El Wi-Fi llegaría a todas partes (y sería gratuito)
Aunque por el subsuelo irían los cables de fibra, en la superficie nadie tendría un router en casa. La conexión a Internet sería inalámbrica y completamente gratuita, y estaría disponible en toda la ciudad gracias a unas torres emisoras.

En la actualidad, Google está trabajando en el proyecto LinkNYC, con el que piensa sustituir las cabinas de teléfonos de la ciudad de Nueva York por puntos Wi-Fi. En total habrá 7.500 que ofrezcan una conexión de gran velocidad a los ciudadanos: de 1Gb por segundo.

Sistema de transportes
Las calles no tendrán semáforos ni señales de tráfico. Porque los coches serán inteligentes y se conducirán solos. Tampoco habrá límite de velocidad: los propios automóviles sabrán cuando deben acelerar o frenar, en función del tráfico o de los viandantes que haya alrededor. Ni siquiera haría falta que hubiera aceras: los coches esquivarían a las personas.

No habría aparcamientos y el tráfico sería mucho menor
Los coches autónomos de Google no pertenecerían a nadie: estarían en continuo movimiento y la gente los usaría para moverse por la ciudad de la misma manera que ahora se coge un taxi o un Uber. Además, los vecinos compartirían los vehículos. El servicio de transportes público será ultraeficiente y no habrá retrasos ni en trenes ni autobuses. Y si los hay, cada ciudadano estará al corriente a través de sus móviles.

No habría cerrojos
Adiós a las llaves. En las casas de la ciudad Google se entraría a través de un sistema de reconocimiento facial o de retina, mediante una foto. Esta tecnología ya está implementada en la app Google Photos, y con ella podemos buscar las imágenes en las que aparezca un amigo con tan solo introducir su nombre en la caja de búsqueda.

Fuente:

Más Leídas