tecnologia tecnologia
domingo 01 de mayo de 2016

Apple versus Google: el duelo arquitectónico que se viene

Ambas compañías construyen sus nuevos edificios en California, a pocos kilómetros de distancia. ¿Quién se coronará como el rey de Silicon Valley?

La historia de la humanidad ha sido marcada por grandes civilizaciones que han dejado una marca imposible de borrar, ya sea por sus aportes culturales, tecnológicos o simplemente por el imparable poderío bélico que los llevó a gobernar el mundo.

A pesar de que muchos cuestionan el rol actual de nuestra raza debido a su impacto negativo en el medio ambiente, los seres humanos hemos demostrado una y otra vez tener la invaluable capacidad de mejorar el mundo que habitamos.

Durante los siglos sumerios, persas, hebreos, cananeos, egipcios, arabes y musulmanes entre tantos otros han marcado la "agenda mundial" por sus contribuciones que han sabido marcar un antes y un después en la vida de los hombres.

Si tuviésemos que trazar un paralelo en la civilización actual, el polo tecnológico de Silicon Valley podría ser catalogado hoy como la cuna de la civilización moderna. Los avances que han sido desarrollados en la zona sur de la bahía de San Francisco sin lugar a dudas han cambiado la manera en que vivimos, más allá de que muchos crean que estos adelantos no han llevado a una verdadera evolución del hombre como especie.

Es aquí donde se concentra la mayor cantidad de empresas tecnológicas del mundo y donde firmas de la talla de Apple, Google y Facebook tienen sus cuarteles centrales desde donde ejercen su influencia mundial y definen de que maneras humanos de todo el mundo socializamos, aprendemos y trabajamos entre otros aspectos fundamentales de la vida actual.

Precisamente en el valle de silicón es donde Apple se encuentra construyendo lo que muchos aseguran será "el mejor edificio de oficinas del mundo". El Apple Campus 2, ubicado en Cupertino, localidad que ha albergado desde el inicio la sede del gigante de la manzana, aparenta ser a la distancia una nave espacial que ha descendido a la tierra en busca de "vida inteligente".

El llamativo edificio circular está firmado por el estudio arquitectónico del británico Norman Foster, especializado en estructuras de alto impacto visual e intensivo uso de tecnología de punta. El objetivo del nuevo edificio fue generar el menor impacto ambiental por lo que se utilizan energías renovables y una de las instalaciones de paneles solares más grandes jamás vistas en un edificio de oficinas.

Siguiendo la tendencia actual amigable con el medio ambiente, la estructura busca "trabajar" en conjunto con el entorno natural que la rodea en lugar de forzar que este se adapte a la fuerza al edificio. Los espacios verdes abundan, a tal nivel que el 80% de la superficie del campus califica como "verde".

El omnipresente buscador Google no se queda atrás y propone un nuevo complejo de edificios en Mountain View (a 8 kilómetros de Cupertino), que recuerda a las comunidades ecológicas hippies de los años sesenta con una vuelta de tuerca "tech". El proyecto está a cargo del danés Bjarke Ingels y del inglés Thomas Heatherwick, una dúo que promete combinar aspectos estéticos y funcionales como ningún otro en la actualidad.

Por más contradictorio que parezca, dada la naturaleza de las compañías que poblan la zona, se puede identificar una clara tendencia de "vuelta a las raíces" en la que se busca minimizar la dependencia de los autos y los intimidantes sistemas de autopistas que abundan en EE.UU. para volver a comunidades más abiertas, en las que empleados de estas firmas como habitantes del área puedan compartir los mismos espacios y donde se fomente su interacción y convivencia.

El nuevo diseño de planta de estos edificios busca revolucionar la manera en que empleados se relacionan dejando atrás antiguas estructuras que no colaboran con la socialización entre las personas. ¿Quién sabe? Tal vez se hayan inspirado en el modo en que antiguas civilizaciones cambiaron el mundo para volver a hacerlo una vez más.





Fuente: Infobae.com

Más Leídas