sociales - tecnología tecnología
jueves 28 de septiembre de 2017

Bodega Bressia con novedades para los sentidos

Walter Bressia estrenó Wine Bar y una nave con maquinaria italiana para experimentar nuevas sensaciones en su bodega. Un tour por las flamantes instalaciones, degustación vinos y espumantes de la casa y un exquisito cóctel preparado por Graciela Hisa protagonizaron el encuentro.

Con un cóctel al que asistieron amigos de la casa, el winemaker Walter Bressia anunció la apertura de Bressia Wine Bar, una apuesta para que los visitantes que acudan al establecimiento maximicen su experiencia.

Con la implementación de un novedoso sistema de venta de vinos por copa y en un marco impactante, el espacio está pensado para que los wine lovers puedan elegir entre ocho etiquetas el combo de vinos a degustar, guiados mediante una carta de fichas técnicas. Para este proyecto ha incorporado una máquina denominada Wine Emotion, un dispenser de vino por copa de última tecnología italiana con ocho picos. "Queremos apelar al placer y sorprender los sentidos del consumidor en un ambiente relajado", destacó Bressia.

Este paso se da acompañado de una política de constante crecimiento, desarrollo y modernización de la empresa, que también incluye la construcción de una nueva nave destinada a fraccionamiento, etiquetado y stockage de vinos, debido al crecimiento que han tenido sus productos en el mercado interno y de exportación. "Es un proyecto inédito en Argentina aplicado a una bodega familiar dedicada a la elaboración y comercialización de vinos de alta gama. Para cada una de las etapas: elaboración, estabilización, crianza y fraccionamiento de vinos, contamos con equipamiento 100% italiano", comentó Bressia.

Otra de las novedades que acompañó al evento fue el relanzamiento de la línea Sylvestra. A punto de presentar la cosecha 2017 de los vinos, Sylvestra (integrada por Torrontés, Sauvignon Blanc, Pinot Noir Rosé y Malbec), refresca su imagen con un estilo de diseño híbrido que comparte el modo tradicional de su elaboración, con modernidad vintage, aportada por el uso de tipografías modernas y naturaleza, que representa la fruta hecha vino.

Esta nueva imagen apunta a acercar los vinos a un consumidor joven, dinámico, que busca y disfruta nuevas experiencias.

"Responder a las exigencias del nuevo consumidor, implica mantenernos actualizados tanto en innovación tecnológica en la bodega y en los procesos de vinificación como en la imagen actualizada de un producto. La nueva tecnología nos permite elaborar este vino joven, fresco y frutal", afirmó Bressia.


Fotos: Nicolás Bordón
Fuente:

Más Leídas