salud - moda moda
martes 07 de junio de 2016

Thigh Gap, los riesgos de la moda de las piernas perfectas

¿Qué es y por qué no hay que buscar las "piernas de cigüeña"?

Esta moda, muy frecuente en las chicas más jóvenes, puede ser también muy peligrosa.

Lo vimos mucho en los últimos veranos: las chicas subían fotos a las redes mostrando que no se juntaban sus muslos y que su bikini hacía un hueco entre sus caderas. Sin dudas, a todos los médicos llamó la atención y generó mucha preocupación.

La realidad es esa: que no se junten los muslos para parecer más delgada es la nueva moda que arrasa. Pero, no hay ninguna forma de llegar a ese estado sin entrar en una situación peligrosa.

Ser delgada o al menos parecerlo es una de las obsesiones que más persigue a las mujeres de hoy en día. Tal es el interés de pesar menos kilos de los que deberían que muchas veces este deseo se torna en su contra, alcanzando límites extremos. La nueva tendencia estética que se ha puesto de moda responde al nombre de thigh gap, que viene a ser "hueco entre las piernas" y que da una sensación de delgadez que no siempre se corresponde con la de belleza.

Son algunas modelos las precursoras de esta tendencia y es que no hay ninguna que desfile sobre pasarela a la que no se le aprecie un hueco entre las piernas que solo se consigue de una manera: comiendo menos de lo debido. Es lo que también se conoce como piernas de cigüeña y que es, supuestamente, más que imprescindible para convertirse en un cuerpo 10.

Pero no solo pasando hambre se consigue el hueco en las piernas. Muchas pacientes recurren al cirujano plástico en busca de este resultado. Y ahí es donde el especialista debe realizar un examen preciso e indicar al paciente el tratamiento correcto. Existen tratamientos para eliminar el exceso de grasa y la flacidez de la piel de la cara interna de los muslos, pero estos tratamientos solo deben hacerse cuando existe flacidez de la piel o exceso de grasa, y nunca para dejar una depresión entre los muslos.

Como médico, no puedo dejar de marcar dos cosas muy importantes: las dietas estrictas no son saludables y la perfección no existe (si es que esta nueva moda puede llamarse "perfección".

Fuente: Perfil Salud

Fuente:

Más Leídas