salud salud
viernes 23 de septiembre de 2016

Siete alimentos que engordan mucho menos de lo que crees

Esta nota busca romper algunos mitos muy instalados.

Aguacate. ¿Cuántas veces hemos oído decir que hay que evitar los aguacates porque engodan mucho? Si bien es cierto que tienen muchísimas más calorías que las acelgas, también es cierto que su aporte calórico es bastante discreto si lo comparamos con otros alimentos que comemos habitualmente creyendo que son ligeros. Para que nos hagamos una idea: 100 gramos de aguacate aportan unas 160 calorías, y hemos de tener en cuenta que es un alimento saciante y con una gran cantidad de nutrientes, además de muy versátil.

Es cierto que del grupo de frutas, verduras y hortalizas es, tal vez, la más calórica, pero también lo es que 100 g de Emmental nos van a proporcionar más de 400 calorías, y que el queso de Burgos, que comemos a voluntad pensando que no engorda nada, tiene 200 calorías por 100 g, muchas más que los aguacates. El aguacate, además, contiene grasas saludables, vitaminas, calcio, hierro y magnesio, que lo convierten en un producto de lo más completo.

Plátano. El plátano es el gran damnificado de la familia de las frutas cuando se habla de calorías. Y lo es, además, injustamente, porque no sólo no es tan calórico como creemos sino que además es fuente de numerosos nutrientes. Basta ya, pues, de coger una manzana que nos sabe a rayos a media mañana si podemos optar por un delicioso platanito. El plátano aporta 85 calorías por 100 g, mientras que la manzana poco más de 40. Es cierto, pues, que el plátano engorda mucho más que la manzana, si bien su aporte calórico no es ni mucho menos una barbaridad. Pero también es cierto que el tamaño medio de una manzana suele ser bastante superior al de un plátano (éste ronda los 150 g mientras que una manzana puede llegar a 250 g, aproximadamente), de manera que al final estaremos consumiendo las mismas calorías.

3- Chocolate negro. Tampoco hay que abusar, pero si somos de los que el cuerpo nos pide algo dulce con el café una oncita de chocolate negro va a ser la solución. 100 g de chocolate negro tienen unas 560 calorías, y una onza ronda las 30 o 40, algo totalmente aceptable incluso si estamos a dieta. Lo bueno del chocolate negro, a diferencia de otros productos de bollería, es que no aporta calorías vacías, sino que es una fuente importante de antioxidantes.

4- Pan. En los últimos tiempos, a raíz del boom del pan artesano, han surgido numerosos estudios que defienden el consumo diario de varias porciones de pan para prevenir el sobrepeso. Y es que es cierto que el pan aporta calorías, pero también lo es que es una fuente de hidratos de carbono complejos, necesarios para aportar energía a nuestro cuerpo. Es cierto que 100 g de pan aportan a nuestro cuerpo unas 250 calorías, pero también lo es que es un alimento altamente saciante y que, si elegimos la versión integral, aporta fibra, lo que favorece el tránsito intestinal. Cada vez más nutricionistas abogan por dietas que incluyan un consumo moderado de pan incluso para perder peso, aunque conviene evitarlo en las últimas horas del día, en la medida de lo posible.

5- Papas. Ni chips ni fritas ni acompañadas de mayonesa y otras salsas. Lo que engorda de las papas es el tipo de cocción, ya que este alimento tiene apenas 70 calorías por 100 g, de manera que es el complemento perfecto para una carne o un pescado a la brasa si las hacemos al horno, hervidas o al vapor, pues además son ricas en nutrientes e ideales para aliñar con hierbas a nuestro gusto.

6- Carne de cerdo. A menudo la evitamos pensando que va a ser una bomba de relojería calórica sin saber que las partes magras del cerdo (lomo, solomillo...) no sólo son una fuente de proteínas inmejorable, sino que tienen menos calorías que muchas piezas de ternera que comemos alegremente. Así pues, 100 g de lomo de cerdo contienen 180 calorías, mientras que la misma cantidad de entrecot de ternera ronda las 240. Lo que sí debemos evitar son los embutidos y otras partes del cerdo que contienen gran cantidad de grasa.

7- Uvas. Injustamente denostadas, como ocurre con plátanos e higos, las uvas aportan unas 70 calorías por 100 g, una cantidad más que moderada que hace de este alimento un aliado básico de nuestra dieta.


Fuente: CocinaSana

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas