salud salud
jueves 13 de octubre de 2016

Secretos para conseguir piernas delgadas

Una guía para tener piernas esbeltas

Las piernas son sin duda una de las partes del cuerpo que más complejos provocan, principalmente porque son una de las zonas del cuerpo donde primero se empieza a acumular grasa, siendo por desgracia una de las últimas zonas de las que se pierde. Por eso, para todas aquellas personas que quieren conseguir unas piernas delgadas y tonificadas y que no son capaces de conseguirlo, fracasando una y otra vez en sus intentos de reducir el tamaño de sus muslos y pantorrillas, hoy vamos a enseñaros cómo adelgazar las piernas gordas y flácidas que tanto odias rápidamente y para ello solo has de seguir 4 sencillos pasos.

Tener unos muslos y pantorrillas gruesos puede estar provocado por 3 motivos y aunque suele ser una mezcla de varios, suele haber un motivo predominante, por lo que deberás identificarlo y en función del problema actuar en consecuencia.

1.Exceso de grasa:

El primero y más común para el 90% de las personas, principalmente mujeres, es la acumulación de grasa y esta puede identificarse fácilmente.

Esto está causado principalmente por las hormonas femeninas, el estrógeno, que provoca que la grasa sea acumulada principalmente en las caderas y muslos. Este es el principal motivo de que como norma general los hombres engorden de forma diferente a las mujeres, porque los hombres suelen acumular la grasa en la parte superior del cuerpo y las mujeres suelen acumular la grasa en la parte inferior del cuerpo.

La parte positiva de esto es que la grasa acumulada en el tren inferior es subcutánea y no es peligrosa para la salud, a diferencia de la grasa visceral (mucho más común en hombres) que puede interferir directamente en el correcto funcionamiento de los órganos, de hecho hay una relación directa entre la circunferencia de la cintura y la muerte prematura.

Aunque la principal solución es mejorar la alimentación y hacer ejercicio, puedes ayudar a tu cuerpo a reducir el tamaño de tus muslos aumentando el consumo de verduras crucíferas, soja, y tomar algún tipo de suplemento con vitaminas B6, B12 y ácido fólico. De esa forma ayudarás a tu hígado a eliminar estrógenos. Pero repito, esto solo es una pequeña ayuda que te ayudará a equilibrar tus niveles hormonales, los principales progresos los conseguirás a través de la combinación de dieta y ejercicio.

2.Demasiado músculo:

Muchas personas sobre todo mujeres se quejan de tener demasiado músculo en las piernas. Esto es debido principalmente a factores genéticos y al igual que las personas con pantorrillas pequeñas, la solución no es sencilla.

Pero como hemos dicho anteriormente, los motivos por los que tenemos piernas gruesas no están aislados y suelen ser la combinación de varios factores. En la mayoría de los casos, salvo en personas muy deportistas que hayan hecho ejercicios de musculación, las personas que creen tener demasiado músculo, no es para tanto y aplicando los mismos pasos que aplicaríamos al exceso de grasa lograríamos grandes mejorías.

En el caso de que realmente tengas piernas muy musculadas, la principal solución es aceptarse a uno mismo e intentar ganar algo de masa muscular en el tren superior para estar proporcionada/o y reducir los niveles de grasa para que tu tren inferior se vean más pequeñas.

Puedes salir de dudas rápidamente midiendo la grasa de las piernas con un plicómetro, es barato y relativamente fácil de usar y en el enlace te enseñamos a utilizarlo.

Pero no te desanimes, yo he visto casos de personas con piernas supuestamente musculosas, que después de perder unos cuantos kilos al final no era para tanto.

3.Retención de líquidos

La retención de líquidos es un motivo menos frecuente por el cual la gente se queje de sus piernas gordas, pero es una posibilidad. Ten en cuenta que de nada sirve intentar perder grasa de los muslos si tu auténtico problema es una retención de líquidos o hidropesía.

Puedes identificarlo fácilmente puesto que suele haber hinchazón en los pies, muslos, tobillos y en ocasiones las manos y la cara. La piel aparece estirada y brillante y si se presiona con un dedo sobre la zona afectada durante unos instantes, una marca puede permanecer durante varios segundos.

Aunque la solución varía en función de la causa, puedes eliminar la sal de tu dieta, mantener piernas elevadas, utilizar medias de compresión o tomar diuréticos. Aunque la mejor opción sería acudir a tu médico y que él te aconseje después de una exploración.

Una vez localizado el problema, puedes combinar sus respectivas soluciones en combinación con las siguientes fases, para intentar adelgazar los muslos y pantorrillas que tanto nos cuesta reducir.

Vamos a tratar el problema de exceso de grasa y el supuesto exceso de músculo de la misma manera, ya que si reduces tu porcentaje de grasa en las piernas, estas verán reducido su tamaño independientemente de la cantidad de músculo que haya debajo. Además, cuando se pierde peso es inevitable que también haya un descenso de la masa muscular.

Si tu problema es la retención de líquidos también te verás beneficiada/o de una reducción de grasa corporal, ya que es muy poco común que el grosor de tus piernas se deba únicamente a la retención de líquidos.



Lo primero que debes saber es que por desgracia no se puede reducir la grasa localizada de forma significativa, por lo que no hay más remedio que perder grasa en general. La parte positiva es que si tienes mucha grasa en tu tren inferior esta será la parte del cuerpo donde más cantidad de grasa pierdas.

Para ello lo primero que debes hacer es mejorar la alimentación que ha conseguido que tus muslos glúteos y pantorrillas tengan un tamaño con el que no te sientes comoda/o.
Puedes mejorar tu alimentación con unas sencillas pautas:

Elimina todos los alimentos fritos y procesados, aumenta el consumo de verduras y frutas, no consumas bebidas azucaradas, refrescos ni zumos de frutas procesados con alto contenido en azúcar. Modera el consumo de patata, pasta, arroz y cereales en general. Sólo con estos hábitos lograrás reducir enormemente el consumo de calorías.

Fuente: InfoSalud


Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas