salud salud
jueves 04 de agosto de 2016

Remedios caseros contra las picaduras de insectos

Algunos consejos para aliviar esas molaestas lesiones en la piel

Sal
Un remedio muy útil contra las picaduras de insectos, y siempre al alcance de la mano es la sal. Basta frotar la zona con un poco de sal y la picazón cederá poco a poco.

Aceites esenciales
Los aceites naturales reportan un gran alivio cuando nos ha picado un insecto. Hay varios que pueden utilizarse, entre ellos el de lavanda, el de cedro y el de árbol del té. Aplica en la zona y notaras la mejoría inmediata. Es importante aclarar que este remedio no debe ser usado en niños, ni adolescentes.

Vinagre blanco
Muy efectivo resulta también el vinagre blanco. Se debe aplicar puro en la picadura, sin embargo, no se debe utilizar si la zona está lastimada.

Aspirina
Un buen método es poner aspirina en la zona dañada. Disuelve una píldora en un poco de agua y aplica dicha pasta sobre la picada. Ello reducirá el escozor y la inflamación. La aspirina tiene propiedades que neutralizan el veneno de los insectos.

Papaya
Otro producto que neutraliza el veneno de los insectos es la papaya. Si tienes esta fruta en casa, toma una tajada y aplícala directamente sobre la lesión.

Bicarbonato de sodio
Este es otro de los remedios caseros más utilizados; prepara una solución de bicarbonato de sodio y agua, y aplica sobre la picada durante 15 minutos, luego enjuaga la zona con abundante agua, el efecto del bicarbonato ayudará a reducir la inflamación y aliviar la picazón.

Jabón
Para aliviar el escozor también puedes pasar un trozo de jabón directamente sobre la picadura. O bien humedeces la zona y frotas la barra, o mojas la barra y la frotas contra la zona lesionada.

Azúcar
El azúcar ayuda a aliviar las molestias de las picadas de insecto. Humedece la punta de tu pulgar y luego sumérjelo en un recipiente con azúcar, para que esta se pegue. Frota tu dedo por la zona afectada, esto provocará un alivio muy pronto.

Barro
El barro es una excelente opción a la cual echar mano rápidamente si estamos de camping y nos ha picado un insecto. Colocar barro directamente sobre la picadura aliviará el dolor y reducirá la inflamación. Procura que sea un barro lo más limpio posible y, cuando lo quites, lava bien la zona con abundante agua y jabón para prevenir infecciones.

Tomate
El tomate es un excelente calmante para aliviar el dolor de las picaduras de insecto que dejan su aguijón. Lo primero que debes intentar hacer es quitar el aguijón que puede haber dejado una avispa o una abeja y luego cortar rodajas de tomate fresco y colocarlas directamente sobre la picadura. El tomate ayudará a bajar la inflamación y aliviará el dolor al momento.

Fuente:

Más Leídas