salud salud
lunes 07 de marzo de 2016

Qué debe incluir el desayuno

Está comprobado que ayuda a mejorar la memoria en el corto plazo.

Se sabe que el desayuno es la comida más importante del día. Cubre entre el 20 y el 25% de las necesidades nutricionales diarias. Pero en la edad escolar, esa primera comida del día puede cubrir hasta el 35% de los requerimientos nutricionales.

De ahí que un niño que sale a la mañana de su casa sin desayunar probablemente tenga un menor rendimiento escolar que otro que sí rompió el ayuno con la adecuada ingesta de nutrientes para arrancar el día.

"Hay que tener en cuenta que los chicos vienen de ocho o más horas de ayuno y esta comida les proporciona la energía necesaria para comenzar el día y poder obtener un mejor rendimiento tanto físico como mental", explicó la licenciada en Nutrición María Laura Blanco (MN 5380).

Según destacó la nutricionista corporativa de Nestlé®, "un buen desayuno equilibra la ingesta y distribución de calorías a lo largo del día, ayudando a prevenir deficiencias nutricionales". "Además –agregó- optimiza el desarrollo corporal en etapas clave de la vida, en especial durante la infancia y la adolescencia".

Así es que, tal como enfatizó la especialista, "tomar un desayuno equilibrado diariamente contribuye a tener un peso saludable y favorece el desarrollo físico y la actividad cognitiva de los niños, bases de un rendimiento escolar satisfactorio".

A su vez, realizar un desayuno completo repercute positivamente sobre la memoria a corto plazo.

"En tanto, los menores que no desayunan ingieren menos nutrientes, una deficiencia imposible de compensar con otras comidas", diferenció Blanco, quien remarcó: "Además, las personas que realizan un desayuno completo todos los días suelen consumir menos grasas a lo largo del día, lo que ayuda a mantener el índice de masa corporal en valores normales".

La lista:

Lácteos:
leche, preferentemente descremada. Estos alimentos aportan principalmente proteínas de buena calidad nutricional, calcio y vitamina D, todos nutrientes fundamentales para mantener la salud de los huesos. La leche puede servirse con una infusión o con un polvo chocolatado que le da sabor y a los chicos les encanta.

- Cereales: para el desayuno, preferentemente integrales. Proveen hidratos de carbono (fuente de energía), fibra y una variedad de vitaminas y minerales.

- Frutas: enteras o en jugos exprimidos. Aportan al organismo vitaminas A y C, fibra, minerales agua y azúcares. Si no se consume fruta en el desayuno es recomendable hacerlo a media mañana.

- Una bebida: es necesario beber al menos un vaso de agua, fundamental para rehidratar al organismo luego del ayuno de la noche.


Fuente:

Más Leídas