salud - China China
miércoles 26 de julio de 2017

Primer caso de contagio de mamífero a humano del virus SFTS

El Ministerio de Salud de Japón anunció la detección del primer caso en el mundo de contagio del virus SFTS a humanos por otros mamíferos, inicialmente transportado por garrapatas, registrado en una mujer que murió tras contraer esta rara enfermedad al ser mordida por un gato callejero.

La mujer falleció el año pasado a causa del SFTS (siglas de "Bunyavirus del Síndrome de Fiebre Grave con Trombocitopenia"), un virus identificado por primera vez en China en 2010 y cuyos primeros contagios se registraron en Japón en 2013.

Todos los casos detectados hasta la fecha en humanos –la mayoría en zonas rurales de China– se habían dado en pacientes que habían recibido picaduras de garrapatas, por lo que los científicos creían que ésta era la única o principal vía de transmisión del virus.

La fallecida, una mujer de unos 50 años, no mostraba signos de picaduras de estos parásitos, pero sí recibió la mordedura de un gato callejero al que había recogido para llevar a un veterinario.

La mujer murió diez días después de la mordedura por la alta fiebre y otros síntomas graves causados por el SFTS, para el que no existe tratamiento, según anunció el Ministerio de Sanidad, Trabajo y Bienestar de Japón en una rueda de prensa recogida ayer por la agencia Kyodo.

Hasta ahora se han registrado 266 infecciones de SFTS en humanos en Japón, de los cuales 57 han muerto, mientras en China se han dado varios centenares de casos, principalmente en el centro y el noreste del país, y en Corea del Sur se han detectado también varias decenas de contagios.

Los principales síntomas que provoca son fiebre, trombocitopenia, problemas gastrointestinales y leucopenia, y su mortalidad se sitúa entre el 12 y el 30 por ciento de los casos, lo que supone un nivel inusualmente alto.

No existe tratamiento ni vacuna contra el SFTS, un síndrome que se manifiesta a través de una fiebre elevada, vómitos y diarrea, acompañados de una falla múltiple de los órganos y en algunos casos de problemas de comportamiento.

"El mejor método para reducir el riesgo de infección es evitar las picaduras de garrapatas", insiste el ministerio.
Fuente:

Más Leídas