salud salud
viernes 06 de enero de 2017

Por qué duelen los pies al correr

Algunas actividades o deportes significan una presión extra para los pies. Sin embargo, ellos son el único punto de apoyo en el suelo. Pisar mal influye en el sistema osteoarticular y muscular

Los pies suelen doler al correr, saltar, caminar o simplemente andar. Son el único punto de apoyo en el suelo y, como tal, responsables de soportar una gran carga. En cada paso, las extremidades inferiores sostienen hasta cuatro veces el peso del cuerpo.

Incluso, pisar de una manera incorrecta influye en el resto del sistema osteoarticular y muscular. La forma de los pies, o la manera de andar, pueden causar molestias o lesiones en otras partes del cuerpo.

El tipo de pisada afecta también la columna. Apoyar mal los pies reparte las presiones y las tensiones de manera incorrecta y transmite los impactos de una forma desequilibrada. Así, la columna vertebral adopta posturas para forzar la marcha y recarga las diferentes articulaciones vertebrales.

Por eso los especialistas insisten tanto en sus cuidados, en todas las edades, más allá de tener en cuenta el calzado y el terreno en el que se transita habitualmente.

El running (correr) es uno de los deportes de moda. Esta actividad está ganando cada vez más adeptos, tanto de manera profesional como amateur. Sin embargo, antes de comenzar su práctica lo correcto es hacer un estudio biomecánico de la pisada. "Esto no solo nos sirve para saber cómo pisamos, qué tipo de zapatillas debemos comprar o si necesitamos plantillas, sino que nos puede ayudar a prevenir posibles lesiones y a correr de una manera más eficiente", explica Marcelo Barroso Griffiths, quiropráctico y director de Vertebralle.

El examen estudia conceptos como desplazamientos del centro de presiones, estabilometría, asimetrías, evolución del centro de presiones durante la dinámica del paso y estudio cinemático de la carrera, entre otros. En el caso de los corredores, aporta información muy importante acerca de cuáles son las fuerzas y los movimientos que experimenta el pie al correr.

Para tener en cuenta

» Al caminar o trotar, no adelantar el paso por sobre la cadera.

» Controlar la acentuación de la curva lumbar. El tronco debe estar en forma erguida y recta, no hacia adelante.

» No arrastrar los pies al caminar.

Ejercicios de relajación

* Mové el pie y el tobillo hacia arriba y hacia abajo, estirando lo más que se pueda sin sentir dolor durante 10 a 20 repeticiones y luego repetir.

* Hacé movimientos del tobillo, dirigiendo el pie hacia arriba y hacia abajo lo máximo posible, alternativamente.

* Realizá movimientos giratorios del pie de forma que los dedos describan círculos de la máxima amplitud.

* Separá con tu mano los dedos de los pies.

* Levantá la mirada, mantené siempre un andar erguido.

Cómo cuidar los pies

– El calzado debe ser apropiado para cada pie.

– El zapato o la zapatilla debe contener al pie para distribuir el peso de manera uniforme.

– Alternar el estar de pie con el estar sentado.

– Separar ligeramente los pies aumenta la base de sustentación.

– Los estudios de pisada evitan lesiones musculares y articulares.

– Ante cualquier duda, consultar con un podólogo.

– Poner las piernas en alto para favorecer la circulación.

– Realizar ejercicios para estirar los pies.

– Hidratar los pies con cremas específicas.

Fuente: InfoSalud
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas