salud salud
miércoles 26 de julio de 2017

Podrían revertir el daño causado por un ataque al corazón

Los científicos han conseguido reparar el daño tisular, lo que tendrá importantes implicaciones para el tratamiento de ataques al corazón.

Un equipo de científicos de la Universidad de Bristol (Reino Unido) ha descubierto la forma de revertir el daño tisular causado por un ataque al corazón y que este sane más rápido. En el estudio, se explica cómo las células que rodean a los vasos sanguíneos, llamadas pericitos, estimulan el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos gracias a la hormona 'leptina'.

La leptina es una hormona producida por las células de grasa (adipocitos) que ayuda a regular el equilibrio energético en el cuerpo mediante la inhibición del apetito. El hallazgo de esta vía de curación tendrá importantes implicaciones para el tratamiento de ataques cardíacos y también para el cáncer.

Los investigadores examinaron de qué forma los pericitos fomentan el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos y el papel de la leptina en este proceso.

El desarrollo de nuevos vasos sanguíneos es una fase llamada angiogénesis, un proceso crucial en nuestro organismo que ocurre tanto en la salud como en la enfermedad. La angiogénesis está implicada en la reparación de los tejidos tras una lesión, pero también tiene un papel importantísimo en el crecimiento y la propagación del cáncer.

Uno de los tratamientos actuales para el ataque cardíaco es la cirugía de bypass coronario, en la que se utilizan los vasos sanguíneos de la pierna y otra parte del cuerpo, para evitar la arteria bloqueada y mejorar el flujo sanguíneo al músculo cardíaco. Es una cirugía invasiva y con un largo periodo de recuperación, por lo que este hallazgo serviría como alternativa menos invasiva y más efectiva al bypass de la arteria coronaria.

Durante el estudio, los expertos descubrieron que los pericitos produjeron 40 veces más leptina al ser expuestos a bajos niveles de oxígeno y esto continuó hasta que los niveles de oxígeno volvieron a la normalidad, lo que ayuda a los tejidos a construir más vasos sanguíneos para aumentar el flujo sanguíneo y el suministro de oxígeno. Así las cosas, la leptina tiene varias repercusiones importantes que estimulan el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos en áreas donde los tejidos están privados de oxígeno.

En un ataque al corazón, la falta de suministro de sangre al músculo cardíaco puede conducir a un corazón dañado. Los investigadores han demostrado que al estimular el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos, los pericitos también tienen el potencial de restaurar el suministro de sangre al músculo cardíaco dañado después de un ataque al corazón.

"Este nuevo descubrimiento podría tener importantes implicaciones para el tratamiento de los ataques cardíacos, pero también para el cáncer. Estos resultados revelan un nuevo mecanismo de señalización que puede tener un impacto de largo alcance y significativo sobre la medicina cardiovascular regenerativa. Aumentar la leptina en los pericitos en un corazón dañado podría ayudar a sanar más rápido, mientras que el bloqueo de la producción de leptina en los pericitos cancerosos podría privar al tumor de nutrientes y obligarlo a reducirse", explica Paolo Madeddu, líder del trabajo.

Este proyecto de investigación es un buen ejemplo de estudio que tiene como objetivo beneficiar a los pacientes lo más pronto posible. El profesor Madeddu y su equipo han realizado nuevos descubrimientos que pueden ayudar a allanar el camino para el desarrollo de nuevos tratamientos para ataques cardíacos que podrían reemplazar las operaciones de bypass coronario", comenta Barbara Harpham, Directora Ejecutiva de Heart Research UK.


Fuente: Muy Interesante

Fuente:

Más Leídas