salud salud
miércoles 20 de julio de 2016

¿Otra vez sopa? Buenas razones para tomarla

La sopa es un alimento de la cocina tradicional que no debemos olvidar. Es sabroso, nutritivo y muy versátil.

La sopa es un alimento de la cocina tradicional que no debemos olvidar. Es sabroso, nutritivo y muy versátil. Además, no sólo es apropiado durante los meses de invierno ya que hay sopas calientes (de lo más apetecible contra el frío) pero también hay sopas frías (de lo más refrescante contra el calor).

Algunas buenas razones para tomar sopa:



Tradicional: Es una comida de las "de toda la vida". Las primeras referencias de sopa se encuentran en unos grabados del paleolítico encontrados en las cuevas de Les Eyzies de Tayac (Francia). Representan a un grupo de personas cocinando sopa.

Familiar: Es apropiada para todos los miembros de la familia, desde los más pequeños a los más mayores. Además de ser un plato muy acogedor y hogareño.

Nutricionalmente muy completa: Desde el punto de vista nutricional es un plato muy completo. Se elabora con carne, pescado, vegetales, pasta... Las proteínas de la carne, pollo o pescado siguen en el caldo aunque no lo veamos. También es una buena forma de aprovechar muchas de las ventajas de los vegetales para aquellos que no son muy amigos de las verduras.


Bajo aporte calórico: Excepto en aquellas sopas a las que se añaden alimentos muy ricos en grasa (Tocino, chorizo…), la sopa aporta muy pocas calorías en proporción a su volumen. Por ello, es perfectamente compatible con una dieta hipocalórica. Además, al tener un alto contenido de agua, y sobre todo, si la tomamos caliente, resulta ser un plato muy saciante, por lo que es una buena alternativa para tomar como primer plato y llegar con menos hambre al segundo, o incluso, para tomar entre horas y no picotear alimentos más calóricos.

Sana: Debido a que para su preparación deben hervir los alimentos los microorganismos, que podrían estar en ellos, se destruyen.

Es un alimento de fácil digestión y masticación: Esto es otro de los motivos que la hacen apropiada a cualquier edad.

La sopa de pollo es considerada tradicionalmente como un magnífico remedio casero contra la gripe y el resfriado: Parece ser que no se debe sólo a su poder reconfortante. Al parecer, algunos estudios han encontrado en esta sopa sustancias antiinflamatorias que contribuirían a mejorar los síntomas.


Fuente:

Más Leídas