salud salud
viernes 29 de abril de 2016

Nueva avance para tratar la despigmentación de la piel y las canas

La pérdida o mantenimiento de la coloración de nuestra piel y pelo está controlada por las vías de señalización Wnt y EdnrB

El vitíligo es una enfermedad cutánea autoinmune caracterizada por la destrucción por el propio sistema inmune de los melanocitos, esto es, las células responsables de la producción de la melanina que pigmenta la piel. El resultado es que los afectados, en torno a un 1% de la población, presenta zonas de la piel sin pigmento. Y en este contexto, investigadores del Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York (EE.UU.) han identificado las señales moleculares implicadas en el control de la coloración no solo de la piel, sino también del pelo, lo que abre la puerta al desarrollo de tratamientos para el vitíligo y otras enfermedades en las que hay una falta de pigmentación de la piel.

Concretamente, el estudio, publicado en la revista Cell Reports, muestra que el control del color de la piel y del pelo está regulado por las vías de señalización Wnt y del receptor de endotelina tipo B (EdnrB) que emplean las células madre de los melanocitos para comunicarse entre sí.

Y como explican los autores, "si hallamos la forma de activar estas vías de señalización podríamos desarrollar terapias para 'repigmentar' las células cutáneas dañadas en el vitíligo. Asimismo, estas vías también podrían usarse como dianas de tratamientos farmacológicos para repigmentar las canas en aquellas personas que quieren rejuvenecer su imagen pero que son alérgicas a los cosméticos. Y asimismo, estos tratamientos podrían algún día reforzar los pigmentos y corregir la decoloración alrededor de las cicatrices".

Ratones descoloridos

Distintos estudios previos ya habían mostrado que la endotelina y la vía EdnrB están implicadas en el control del desarrollo de los vasos sanguíneos y en la regulación del crecimiento y división de las células. Sin embargo, como refieren los investigadores, «el nuestro es el primer estudio en el que se observa el papel de estas vías de señalización en el crecimiento normal de los melanocitos y en la coloración de nuestra piel y pelo. Y asimismo, demuestra que la vía EdnrB coordina la reproducción de las células madre de los melanocitos».

En el nuevo estudio, los autores emplearon un modelo animal –ratones– en el que estimularon la vía del EdnrB. El resultado fue una producción por las células madre de los melanocitos de una cantidad de pigmento hasta 15 veces mayor de la habitual en solo dos meses, por lo que los animales acabaron padeciendo una 'hiperpigmentación' –la piel de las heridas de los ratones, por lo general blanca, se tornó completamente oscura durante el proceso de curación.

Posteriormente, los investigadores bloquearon la vía de señalización Wnt en los animales, lo que conllevó que las células madre dejaran de reproducirse y diferenciarse en melanocitos funcionales incluso en presencia de la endotelina –proteínas encargadas de promover la diferenciación de estas células productoras de melanina–. En consecuencia, los ratones mostraron numerosas áreas grises en su pelaje –o lo que es lo mismo, no pigmentadas.

Canas bajo control

Entonces, estas vías Wnt y EdnrB, ¿juegan un papel determinante en el color de nuestro pelo? No, puesto que el color de nuestro pelo, ya sea el vello o el cabello, está determinado por los genes. Lo que hacen es regular la pigmentación, es decir, que el pelo tenga color y no sea 'canoso'. De hecho, el estudio constató que el pelaje de los modelos animales –ratones– genéticamente manipulados para presentar deficiencias en la vía EdnrB tuvo muchas más canas y de manera mucho más precoz.

Como concluye Mayumi Ito, directora de la investigación, "nuestros resultados muestran que la vía de señalización EdnrB juega un papel crítico en el crecimiento y regeneración de ciertas células de la pigmentación de la piel y el pelo, así como que esta vía es dependiente a su vez de la actividad de la vía Wnt".
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas