salud salud
jueves 30 de junio de 2016

Mujeres: ¿cómo influyen las hormonas en la migraña?

En la mayoría de las mujeres, las hormonas son uno de los diversos factores desencadenantes de la migraña.

En la mayoría de las mujeres, las hormonas son uno de los diversos factores desencadenantes de la migraña. La fluctuación de los estrógenos ocurre en las dos fases del ciclo menstrual y cuando caen los niveles de esta hormona se generan dolores de cabeza durante el ciclo en el 60% de las féminas.

Una investigación publicada en la revista Neurology, revista de la Academia Americana de Neurología muestra que en las mujeres migrañosas la caída de estrógenos previa a la menstruación es mas rápida y brusca que en las mujeres sin antecedentes de esta dolencia. Por otro lado, está demostrado que los niveles de esta hormona son más altos en las que sufren este cuadro que en las que no la padecen.

"La disminución brusca de los estrógenos premenstruales puede hacer que las mujeres afectadas sean mas vulnerables a otros desencadenantes comunes de migraña como el estrés, la falta de sueño, los alimentos y el vino", señaló Jelena Pavlovi del Albert College of Medicine Centro Medico Montefiore en el Bronx Nueva York

Para la investigación, los expertos revisaron la historia clínica de pacientes con migraña con dolor crónico diario y los datos hormonales de 114 mujeres con antecedentes del síntoma y 223 mujeres sin antecedentes. El promedio de edad fue de 47 años.

Se realizaron los dosajes de hormonales en orina y en sangre todos los días y hasta cinco días después del ciclo. De esta manera pesquisaron el pico máximo de estrógenos y el descenso brusco premenstrual.

El pico máximo ocurrió después de la ovulación y antes de la menstruación. Los niveles de estrógenos se redujeron un 40% en las migrañosas en comparación con el 30% de las no migrañosas.

"Los estudios futuros deberían centrarse en la relación entre los dolores de cabeza y cambios hormonales diarios y determinar las posibles bases de estos resultados", sentenció Pavlovi, la autora principal.

De acuerdo a las voces de los investigadores las fortalezas de este estudio se centra en la cantidad de mujeres participantes y los datos hormonales obtenidos, además de aportar que variaciones étnicas y raciales participan en el juego estrógenos-migraña. Mientras tanto las mujeres chinas y japonesas se ubican en el grupo sin migrañas a diferencia de las de raza blanca y negra respectivamente.
Fuente:

Más Leídas