salud salud
domingo 11 de septiembre de 2016

Menos del 20% de los pacientes con linfoma sabía acerca de esta enfermedad

Las encuestas pusieron de manifiesto la importancia de la prevención para combatir la enfermedad; cada 90 segundos se diagnostica a una persona con LNH en el mundo, y produce 200 mil muertes al año.

En la Argentina, menos del 20 por ciento de los pacientes con linfoma sabía que era la enfermedad al momento del diagnóstico, por lo que los especialistas destacaron la importancia de realizar una mayor difusión de este mal.

En el marco del Día Mundial del Linfoma, que se celebra todos los 15 de septiembre, la organización sin fines de lucro "Linfomas Argentina", presentó los resultados de dos encuestas internacionales que se realizaron recientemente para indagar acerca del conocimiento que tenían los pacientes sobre la enfermedad al momento de ser diagnosticados.

Las encuestas pusieron de manifiesto la importancia de la prevención para combatir la enfermedad; cada 90 segundos se diagnostica a una persona con LNH en el mundo, y produce 200 mil muertes al año.

En tal sentido, durante el 2014 Linfomas Argentina participó de una encuesta global organizada por la Red Mundial de Grupos de Pacientes con Linfoma "Lymphoma Coalition" con el objetivo de acercar información sobre el estado de situación en la Argentina y colaborar en la construcción de conocimiento sobre la patología.

Este sondeo, del cual participaron 69 países incluida Argentina, reveló que apenas 18% de los pacientes argentinos y 27% de los pacientes en el mundo sabían qué era el linfoma antes de ser diagnosticado.

Los resultados revelaron también que sólo uno de cada cinco pacientes había sospechado la enfermedad antes del diagnóstico.

Por su parte, el relevamiento a cargo de TNS en cinco países de Europa (Alemania, España, Francia, Italia y Reino Unido), que contó con más de 5000 participantes, aseguró que el 79% de los consultados no sabían que el linfoma no-Hodgkin era la forma más común de linfoma en el mundo1.

Además, menos de la mitad de los encuestados pudo identificar correctamente los síntomas de LNH.

Los linfomas son un tipo de neoplasia hematológica que se manifiesta en órganos del sistema linfático.

Junto con la leucemia y el mieloma representan la quinta causa de muerte por cáncer en el mundo.

Existen dos grandes categorías de linfomas: linfoma de Hodgkin y linfoma no-Hodgkin (LNH), la forma más frecuente que afecta a cuatro de cada cinco pacientes con linfoma.

Con respecto a los síntomas más comunes Haydée Gonzalez, Presidente de Linfomas Argentina, destacó: "el aumento de tamaño de un ganglio o grupo ganglionar que no corresponde a una infección: los lugares más comunes donde pueden detectarse estos ganglios son la axila, la ingle y el cuello, la sudoración nocturna, tos o disnea, mucho cansancio, pérdida de peso y en algunos casos prurito o picazón en todo el cuerpo".

Los expertos destacaron que conocer los síntomas colaborará con la detección temprana de la enfermedad.

De acuerdo a las investigaciones los pacientes que se detectan en un estadio temprano tienen 70% de probabilidad de supervivencia a 5 años, en comparación con 58% de los pacientes en estadio avanzado.

Al respecto Gonzalez comentó "el linfoma de Hodgkin es el primer cáncer en incidencia en jóvenes pero afortunadamente es el que más posibilidades de cura tiene con un diagnóstico temprano".

"Pese a esto después de haber realizado esta encuesta vimos que aproximadamente el 75% de los diagnosticados no conocía los síntomas, y esto pasa en todo el mundo", indicó la titular de Linfomas Argentina.

Por eso, González indicó que la organización "viene desarrollando en el país distintas acciones de concientización, asesoramiento al paciente y familiares y formación de voluntarios para lograr que cada vez se conozca más sobre la patología y prevenirla".

"Es muy importante llevar adelante campañas de concientización sobre los síntomas ya que es el tercer tipo de cáncer más frecuente en menores de 15 años" agregó.

Una problemática compleja

Por un lado, la población desconoce la existencia y los síntomas de esta enfermedad y por el otro, se desconoce la cantidad de afectados.

"Desafortunadamente no tenemos datos oficiales de incidencia en nuestro país, sólo datos aislados de instituciones", aseguró

Virginia Prates, Coordinadora de Oncohematología y subjefa de la Unidad de Trasplante de Médula del Hospital Italiano de La Plata y asesora médica y vocal de la Comisión Directiva de Linfomas Argentina.

Consultada respecto de la importancia de contar con datos sobre la incidencia de la enfermedad agrego "ayudarían a establecer o tomar conductas sanitarias apropiadas, optimizar los recursos de diagnóstico y tratamiento, entre otras cosas. Además de saber si en nuestro país ocurre algo diferente al resto del mundo".

En materia de control de la enfermedad en las últimas décadas se han producido grandes avances gracias al mejor entendimiento de la fisiopatología de la enfermedad.

De la mano de la biotecnología, estos hallazgos permitieron desarrollar terapias dirigidas que atacan selectivamente a las células tumorales y otras que interfieren en el mecanismo de desarrollo de la enfermedad.

"Somos testigos de un cambio rotundo en los tratamientos con drogas de blanco molecular que no sólo tienen mejores resultados sino que no tienen ninguno de los efectos adversos de la quimioterapia. Probablemente en un futuro cercano tengamos disponibles novedosos tratamientos con mínimas complicaciones que además de curar a más pacientes les ocasionen menos complicaciones relacionadas al tratamiento", concluyó Prates.

Fuente: Noticias Argentinas

Más Leídas