salud salud
jueves 28 de julio de 2016

Las posiciones sexuales favoritas de todos los hombres

Ya sea porque es una ocasión especial o porque buscas avivar la relación, ¿Quieres impresionar a tu pareja? Pues aquí tienes algunas de las posiciones sexuales favoritas de ellos, listas para probarlas.

Ella arriba

También se suele llamar "La Vaquera", porque precisamente nos hace recordar a las vaqueras que montan a caballo. Es la postura preferida de los hombres, porque a ellos también les encanta que verte gemir de placer. Al tomar tú el control, puedes cambiar cuando tú quieras la cadencia del ritmo, y la profundidad de la penetración.

Es una postura muy visual, ya que además, excita mucho al hombre la visión de la mujer sobre él. Si los hombres se enamoran por los ojos, esta es la postura preferida por excelencia. Porque aunque a ellos también les gusta mandar en la cama, ceder el control nunca está de más, y puede llegar a ser de lo más divertido para la pareja.

El misionero

Sí, es la postura por excelencia, la mítica, e incluso algunos dirían que aburrida. Pero no debe ser tan aburrida, si al final es la más utilizada. Además de ser la más cómoda para ambos, esta postura permite llegar a un nivel íntimo de cercanía emocional, algo también necesario para las mujeres. Totalmente pegados, cuerpo contra cuerpo, es la postura más sencilla para alcanzar casi todas las partes del cuerpo.

No sólo eso, sino que también permite una gran cantidad de variantes, y algunas de ellas las mencionaremos más tarde. Por ejemplo, puedes entrelazar las piernas en su espalda, lo que le añadirá un extra de morbo, y también aumentar de alguna manera el ritmo al que vas. Aunque el control lo tiene él, tú también puedes hacer cosas para variar la experiencia.

La vaquera invertida

Sí, es como la primera que hemos mencionado, ella arriba, pero de una forma invertida. Es decir, en vez de mirar a la pareja de frente, se hace de espaldas. Esto excita muchísimo más a los hombres, porque combina la visión de la espalda, como ocurre en otras posturas, con la comodidad de estar tumbados.

El perrito

Otra de esas posiciones que son muy efectivas, y aunque no lo parezca, es de las preferidas de los hombres. También suele gustar bastante a las mujeres, porque no exige demasiada flexibilidad, y es bastante cómoda. Es la del perrito. No tiene mucha dificultad, simplemente hay que ponerse a cuatro patas, y el resto, es intuición.

Esta postura, además, es ideal para aquellos hombres acompejados por la medida de su pene, ya que permite una profunda penetración. A ellos no solo les gusta por lo visual, sino porque también tienen a su alcance prácticamente todo tu cuerpo.


De pie

Seguro que si no la has probado, tienes ganas de hacerlo. Es la típica escena de película, en la que los dos protagonistas se dejan llevar por el placer y terminan haciéndolo en prácticamente cualquier lado. Porque esa es la ventaja de esta postura: que se puede hacer en cualquier lugar de la casa, o fuera de ella.

Exige un mínimo de fuerza por parte del hombre, para sostener a la mujer, a la par que se hace el esfuerzo de la penetración, pero para ayudarlo, podéis apoyaros en una pared, o que tú te sientes en una encimera, el lavabo, o en cualquier sitio que veáis que podáis hacerlo y que la altura lo permite. Es una de esas para dejarse llevar, y disfrutar.

La cuchara

No solo es una posición para dormir, sino también que también es una de las favoritas de ambos. Aunque no permite un contacto visual, algo que a las mujeres les encanta, ésta posición no las hará dudar, porque estarán lo más cerca posible el uno del otro. Es una postura que permite el máximo contacto, y no exige demasiado esfuerzo, puesto que ambos están tumbados.


Sentados

Al igual que la postura de hacerlo de pie, esta también vale para muchos lugares, y es muy dinámica, aunque requiere esfuerzo de ambos. Primero debéis encontrar un sitio, pero eso no es difícil, porque puede servir desde el baño, hasta cualquier silla donde queráis hacerlo. Él se sienta, y tú encima. No hay mucha explicación.

El valedictorian

Esta es una de las variantes del misionero de las que hablábamos antes. No es demasiado difícil, y puede que él ni se entere de que es una variante, porque consiste sencillamente en poner las piernas en forma de "V", mientras él está encima de ti, penetrándote. ¿Qué ventajas tiene? Al igual que cuando entrelazas las piernas, la penetración es mucho más sencilla.

El deleite

Aunque es una de las posturas favoritas de ellas, también a ellos les encanta. Él está al borde de la cama, de rodillas, y tú estás sentada. Él te estrecha en tus brazos, mientras te penetra, y tú tienes que poner las manos sobre la cama pues debes ser el punto de apoyo. Es bastante sencilla y sirve para conectar.

Variante de pie

De hecho, no debería ser una variante, porque aquí la mujer está de pie también, y no como en la otra, que está siendo sujetada por su pareja. En cualquier caso, la dinámica es bastante sencilla, puesto que es más o menos que la postura del perrito, pero de pie. Solo hay que encontrar un sitio donde puedes sujetarte, ya sea una mesilla, una mesa, una silla, o cualquier cosa que se te ocurra.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas