salud - diabetes diabetes
jueves 04 de agosto de 2016

Las grasas más dañinas para nuestro cuerpo

La localización delm excedente de peso determina nuestra calidad de vida.



1. La grasa abdominal puede afectar a la vida sexual de los hombres

Los hombres que tienen una importante acumulación de grasa abdominal, la conocida barriga cervecera, tienen menos masa muscular y sus niveles de energía y su libido disminuyen en comparación a hombres que están en forma. Además, una de las principales consecuencias de la diabetes en hombres es la disfunción eréctil, que acaba afectando al 30-50% de los que padecen la enfermedad.

2. El perímetro de la cintura es un buen indicador sobre nuestra salud

Con un máximo establecido de 88 cm en mujeres y 102 cm en hombres, superar estas medidas indica que el riesgo a desarrollar enfermedades cardiovasculares y/o diabetes es 3 veces mayor en comparación con aquellas personas que no alcanzan estas dimensiones. A su vez, la acumulación de grasas en el abdomen aumenta un 20% el riesgo de mortalidad.

3. La grasa abdominal es metabólicamente más activa

Existen dos tipos de grasa, aquella que es subcutánea que se deposita debajo de la piel y no comporta en niveles normales problemas en la salud y la metabólicamente activa que se deposita mayoritariamente en la zona abdominal. Esta grasa es de fácil eliminación al principio, pero si se deposita durante mucho tiempo en la zona abdominal cuesta más de eliminar, llegando a producir complicaciones en los órganos del cuerpo y aumentando la resistencia a la insulina, conllevando un mayor descontrol del azúcar en sangre.

4. Las personas con acumulación de grasa abdominal son más propensas a sufrir diabetes tipo 2

La grasa abdominal aumenta las posibilidades de padecer una diabetes tipo 2. Los hombres con perímetro de cintura superior a 102 cm son 22 veces más propensos a desarrollar diabetes tipo 2 mientras que en las mujeres con una cintura superior a 88 cm tienen casi 32 veces más posibilidades de desarrollar esta enfermedad.

5. Reducir la grasa abdominal ayuda a controlar la diabetes tipo 2

Perder peso es una muy buena opción para controlar o prevenir una diabetes tipo 2. Para ello, existen tratamientos de pérdida de peso bajo control médico que están específicamente diseñados para tratar a personas que sufren diabetes ayudándoles a bajar de peso y reducir tanto un índice de masa corporal (IMC) como el perímetro de su cintura (grasa abdominal).

6. La acumulación de grasa en la zona abdominal es más frecuente en hombres que mujeres

Generalmente las mujeres acumulan su grasa corporal alrededor de caderas, nalgas y muslos, lo que no afecta directamente a órganos internos. En cambio la mayor parte de los hombres la concentran es su zona abdominal, convirtiéndose en un problema para su salud.

7. Los diabéticos pierden menos grasa abdominal que la personas que no padecen diabetes

Un estudio sobre el ejercicio físico en diabéticos reveló que en el mismo periodo de tiempo y con los mismos ejercicios físicos los diabéticos sólo perdían un 4% de su grasa abdominal, mientras que las personas que no padecían esta enfermedad reducían un 13% sus niveles. Por eso es importante que los tratamientos de pérdida de peso para diabéticos también se marquen un objetivo de reducción del PC.

8. La ubicación de la grasa es más importante que la cantidad total de grasa almacenada

Los expertos recuerdan la importancia de controlar el perímetro de la cintura (PC) como indicador de salud, ya que recientes investigaciones corroboran que la ubicación de la grasa en el cuerpo es más importante que la cantidad de grasa almacenada, puesto que la que se acumula en el abdomen es la que favorece la aparición de enfermedades crónicas graves principalmente.

Fuente: InfoSalud
Fuente:

Más Leídas