salud salud
lunes 04 de julio de 2016

La terapia manual resulta efectiva en el tratamiento del codo de tenista

Investigadores y fisioterapeutas del Instituto Universitario de Investigación en Atención Primaria Jordi Gol realizaron un ensayo clínico que determina que la terapia manual es eficaz en el tratamiento de la epicondilalgia lateral crónica.

Investigadores y fisioterapeutas del Instituto Universitario de Investigación en Atención Primaria Jordi Gol (IDIAP Jordi Gol) han realizado un ensayo clínico que determina que la terapia manual es eficaz en el tratamiento de la epicondilalgia lateral crónica, también conocida como "codo de tenista".

Esta lesión, producida por un sobreúso de los músculos del antebrazo, puede afectar hasta a un 3 % de la población y un 15 % en los grupos de riesgo, que son los que realizan tareas manuales repetitivas (actividades ocupacionales y/o deportes).

El ensayo clínico del IDIAP Jordi Gol evalúa por primera vez la eficacia de la fibrólisis diacutánea, un método manual aplicado por fisioterapeutas basado en mover los tejidos de la zona afectada con la ayuda de instrumental específico (ganchos metálicos diferentes en función de la zona) que permite delimitar mejor el área afectada.

La terapia manual "disminuye la intensidad del dolor y mejora la fuerza de agarre sin dolor y la capacidad funcional general y laboral, así como la satisfacción de los pacientes, sin ningún efecto adverso a medio plazo", según un comunicado del IDIAP Jordi Gol.

La fibrólisis diacutánea también proporciona buenos resultados clínicos en otras patologías musculoesqueléticas, pero hasta ahora no había estudios sobre su efectividad en el tratamiento del codo de tenista.

El codo de tenista se manifiesta con dolor en la región del codo, que puede irradiar hasta la mano y que aumenta con los movimientos del antebrazo, lo que genera pérdida de fuerza y discapacidad.

"El tratamiento conservador de esta patología consiste en farmacología, infiltraciones y diferentes técnicas de fisioterapia, pero, según las revisiones bibliográficas, este tratamiento presenta una evidencia no concluyente o escasa", ha afirmado el IDIAP Jordi Gol.

"Para un fisioterapeuta entrenado en usarla, esta técnica resulta de mucha utilidad, ya que requiere poco tiempo de aplicación y produce resultados apreciables en el codo de tenista y en otras patologías. Se utiliza cada vez más, sobre todo en la práctica privada, pero menos de lo que creemos que se debería usar. Los resultados de este estudio avalan la utilización de esta técnica, aunque necesitamos más estudios que aporten más evidencia", ha declarado el investigador principal del proyecto, Carlos López de Celis.
Fuente:

Más Leídas