salud salud
sábado 21 de mayo de 2016

"Hay que respetar los tiempos del parto", afirmó el primer partero argentino

Esta semana, la agrupación Las Casildas presentó los datos del último semestre sobre violencia obstétrica.

En la semana del parto respetado, Francisco Saraceno -licenciado en obstetricia, primer partero de la Argentina- afirmó que "como profesional uno tiene que respetar los tiempos del parto, las instituciones a veces apuran esos tiempos y se hacen cesáreas innecesarias".

"Los datos que estamos obteniendo son alarmartes", explicó el profesional, "porque no es lo mismo parir que tener una cesárea, que no deja de ser una intervención".

Esta semana, la agrupación Las Casildas presentó los datos del último semestre sobre violencia obstétrica.

Saraceno, que forma parte de esta organización, explicó que "el modelo de violencia uno lo puede replicar, como profesional, en cualquier ámbito. Por eso no hay que buscar una opción fácil en la que todos deberíamos parir en casa. Tenemos que hacer cumplir nuestros derechos en las instituciones privadas y públicas también", dijo.

Y agregó que en Argentina "hay una imagen legal que es el plan de parto, el poder ir pensando todas las prácticas por separado para libremente como pareja poder elegir", añadió.

"En cuanto al parto respetado, no hay que polarizar porque hay diferentes lugares donde las mujeres eligen el lugar para el parto, por eso siempre lo importante es el respeto en todas las escenas", sostuvo el integrante de Las Casildas.

A los 9 años ya sabía que quería ser partero, pese a que hasta el año 2000 era una carrera vedada a los hombres.

"Estaba especificado por ley que era una carrera que podían estudiar sólo las mujeres, a partir del 2000 se saca un decreto para superar a la ley en ejercicio y permitir al hombre entrar a la facultad de medicina", relató Saraceno a Télam.

"Desde ahí somos 4 los recibidos, y tuve la suerte de ser el primero. Feliz porque nací para ser esto, desde chico tuve esa vocación de servicio, de estar a disposición del otro para cuando te necesita. Ser partero es una forma de vivir".

Sobre la relación del partero con la embarazada, el primer argentino en la profesión explicó que "la función del partero tiene que ir desde lo vincular, hay que hacer con las embarazadas una construcción vincular, desde los sentimientos, para que se puedan abrir libremente y preguntar, poner en juego sus fantasías, sus miedos. Y el bebé tiene que elegir el día que nace, no se lo puedo elegir yo".
Fuente: Télam

Dejanos tu comentario

Más Leídas