salud - dengue dengue
martes 23 de agosto de 2016

Fin del invierno: a prevenir el dengue y el zika

"Estas semanas son claves para controlar la presencia de criaderos de mosquito", afirmó el grupo de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA.

El mosquito Aedes aegypti, capaz de transmitir y amplificar los virus del dengue, chikungunya y zika durante el último período estival, dejó huevos latentes que pueden limpiarse de los recipientes domiciliarios antes de otro ciclo de nacimiento.

"Estas semanas son claves para controlar la presencia de criaderos de mosquito", afirmó el grupo de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA.

Durante fines del otoño y el invierno las temperaturas frías afectaron la actividad de los insectos adultos y la epidemia se detuvo, quedando la población de mosquitos "representada principalmente como huevos de resistencia pegados en las paredes de los recipientes", advirtió el biólogo Nicolás Schweigmann.

Los huevos suelen morir por exposición del recipiente al sol, por depredadores artrópodos que se los comen, o porque los recipientes fueron descartados o lavados por el hombre.

Sin embargo, "huevos sobrevivientes en la temporada invernal serán los progenitores de las nuevas generaciones de mosquitos en la primavera siguiente", describió el investigador.
Así, la inacción humana redunda en que las poblaciones de mosquitos vuelvan a aumentar a niveles riesgosos.

"Es por ello que debemos celebrar las iniciativas de prevención invernal, que debieran sostenerse solidariamente a escala de manzana durante todo el año", alentó Schweigmann.

Recomendaciones. La recomendación para clima frío es "eliminar todo posible criadero y controlar los huevos pegados en las paredes de las rejillas de desagües con agua hirviendo".
"Los vecinos de cada manzana tienen que asegurar la ausencia de criaderos (y) el estado debe hacer lo mismo para que las manzanas donde se encuentran los edificios públicos, como escuelas y hospitales, se encuentren libres de Aedes aegypti", enfatizó.
Fuente: Télam

Más Leídas