salud salud
lunes 19 de septiembre de 2016

Escoge tu deporte según lo que quieras conseguir

La lista de posibilidades es infinita, así que para decidirnos debemos tener claro cuál es nuestro objetivo a alcanzar.

Entre los nuevos propósitos que nos marcamos al inicio de cada curso, hay uno que nunca puede faltar: apuntarse al gimnasio. Una vez decididos, el primer paso es el de matricularse (parte fácil) y el segundo paso es saber elegir entre el maremágnum de actividades que se nos presentan (parte no tan fácil): body pump, gap, spinning, step, zumba, pilates, body combat... La lista de posibilidades es infinita, así que para decidirnos debemos tener claro cuál es nuestro objetivo a alcanzar.

Objetivo número 1: Adelgazar
Si tienes claro que lo que quieres es quemar calorías, los ejercicios de cardio son los más efectivos. Elige deportes con un alto gasto calórico combinado con un nivel medio de fuerza y resistencia. Una buena elección es el spinning, un deporte sobre bicicleta estática en el que se juega con la carga, la duración de los esfuerzos y las diferentes zonas de trabajo. Otra disciplina perfecta para ti es el body pump y el GAP (glúteos, abdomen y piernas), donde se consigue gasto calórico elevado a la vez que se tonifican los músculos.

Objetivo número 2: Tonificar
Para tonificar y endurecer tu cuerpo apuesta por el deporte rey del gimnasio: el TRX. Es un tipo de entrenamiento en el que trabajas toda tu musculatura, con mención especial a la zona abdominal. Se realiza en suspensión, por lo que trabajas con tu propio peso, consiguiendo aumentar la fuerza y la resistencia muscular. También el GAP y el body pump sirven para moldear y tonificar tu cuerpo.

Objetivo número 3: Ponerte en forma
Si tu motivación es trabajar la resistencia aeróbica, al mismo tiempo que pierdes peso, lo tuyo es el body combat, un deporte de gran intensidad que combina ejercicios de distintas disciplinas de combate. Aumenta la resistencia y tiene un alto poder quemagrasa (hasta 700 calorías por sesión). Trabajarás el tren inferior, superior y el abdomen y aumentarás tu flexibilidad, potencia y coordinación. Además, funciona como liberador de estrés. Incluye también en tu planning otras disciplinas como el step, el aerobic o la zumba.

Objetivo número 4: Desconectar
Para poner tu mente en "modo off", y liberar endorfinas, debes saber que cualquier deporte es beneficioso para ti. No obstante, si hay un disciplina que merece una mención especial en este sentido es el yoga, un método natural para deshacerse de la tensión acumulada a diario, tanto física como mental. Si prefieres algo un poco más físico, puedes optar por pilates.

Una vez elegida la actividad nos queda la parte más difícil: no perder la motivación. Para ello es importante que empecemos poco a poco, sabiendo que es normal que surjan determinadas molestias como las agujetas o el dolor muscular, el cual podemos intentar paliar aplicándonos un gel antiinflamatorio. Además, es importante que establezcas metas reales que te permitan ver tu evolución y que mantengas una dieta sana y equilibrada que te ayude a sentirte más ágil y predispuesto al ejercicio.


Fuente: elmundo.es


Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas