salud - Córdoba Córdoba
sábado 27 de agosto de 2016

En Córdoba diseñaron un traje biónico para discapacitados

Lo creó un estudiante de la Universidad Nacional de Córdoba para problemas motrices de origen cerebral.

Un traje para ayudar a personas con problemas motrices de origen cerebral, que permitirá que los pacientes ganen en estabilidad y tengan mayor control sobre sus movimientos, fue presentado por un estudiante de la carrera de Ingeniería Biomédica de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), como trabajo final.


Según informó la Agencia universitaria de comunicación de la ciencia, el arte y la tecnología (Uniciencia), el estudiante Lucas Ghirimoldi, presentó como trabajo final de la carrera de Ingenería Biemóedica, que dictan conjuntamente las facultades de Ciencias Médicas y Ciencias Exactas, Fisicas y Naturales de la UNC, un traje para ayudar a personas con problemas motrices de origen cerebral.

Se trata de una vestimenta de cuerpo entero con un esqueleto compuesto por tubos de aire que, al ser inflados con un pequeño compresor, tensan la tela y actúan sobre los músculos posteriores de piernas, brazos, espalda y cuello, provocando que el paciente corrija su postura, gane estabilidad y tenga mayor control sobre sus movimientos.

En la Enfermedad Motriz de Origen Cerebral (EMOC), la lesión neurológica retrasa el desarrollo de la postura y los patrones normales de movimiento de la persona.

Por ese motivo, las personas afectadas presentan posturas asimétricas y limitación en la amplitud de sus movimientos, lo que podría generar lesiones musculares, óseas y en ocasiones también en los ligamentos.

Esta enfermedad tiene una incidencia de 2,5 a 3 de cada 1.000 niños nacidos, la EMOC es la principal causa de discapacidad física en la infancia. En Argentina, cada año hay 1.000 a 1.500 niños nuevos con esta discapacidad.

A partir de este tema, con el que obtuvo si título de grado, diseñó, construyó y probó un prototipo destinado a favorecer tanto la bipedestación (el proceso de erguirse), como el desplazamiento de individuos con estas patologías.

Se trata de un traje liviano, flexible y de cuerpo completo, confeccionado en tela de jean elastizada para lograr una compresión adecuada del tronco y las extremidades.

La clave reside en un esqueleto neumático, compuesto por tubos de aire que parten de los tobillos, recorren los costados externos de las piernas, suben por la espalda y se prolongan por detrás del cuello y los brazos.

Al ser inflados con un compresor –lo que demanda apenas un par de minutos–, estas mangueras tensan la tela y de esa forma ejercen una presión extra sobre ciertos músculos posteriores y puntos específicos del sistema articular.

El resultado es una mejora en la curvatura de la columna, el sostén de la cabeza, así como de la posición y estiramiento de las piernas. Todo ello genera una postura más erguida y relajada, junto a un incremento de la estabilidad.

Por otra parte, la flexibilidad y bajo peso del prototipo posibilitan el desplazamiento del usuario, quien cuando se mueve, la compresión del traje corrige su marcha porque ajusta los movimientos voluntarios y controla los involuntarios. De esa manera, permite que la persona camine de manera más correcta, disminuyendo su gasto energético y reduciendo el riesgo de aparición de lesiones musculares u óseas.
El funcionamiento del traje fue probado en profesionales kinesiólogos, quienes al usarlo pudieron realizar una serie de sugerencias que fueron tenidas en cuenta en la propuesta final. También fue testeado en dos adultos que presentan secuelas de EMOC, con devoluciones muy positivas.

En este punto, y con el objetivo de no generar ciertas expectativas, Ghirimoldi, como los profesores que lo asesoraron, Diego Beltramone y Marcela Rivarola, aclararon que se trata de un prototipo no apto para su comercialización.

Señala el informe en ese sentido que se debe profundizar la investigación sobre el diseño y realizar validaciones sobre los materiales que podrían utilizarse en su producción. Y más importante incluso, sería necesario programar estudios clínicos a largo plazo para evaluar su efectividad terapéutica en la rehabilitación de estos pacientes.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas