salud salud
lunes 02 de octubre de 2017

El valioso examen médico preparticipativo

El Comité de Cardiología del Ejercicio de la FAC hizo hincapié en que en todos los casos debe haber un examen previo a cargo de un médico especialista para hacer actividad física, más allá de los habituales certificados de aptitud física que piden, por ejemplo, las escuelas.

"Buscamos concientizar también en que la evaluación sea realizada teniendo en cuenta el grupo etario, las patologías de la persona en caso de que la tenga, y el screening que el médico especialista realiza en la primer consulta, y que debe incluir el electrocardiograma y el examen detallado", señaló Quiroga.

Otros estudios más complejos que también pueden ser convenientes son la ergometría (con control de la presión arterial y otros parámetros durante actividad de esfuerzo) o el ecocardiograma.

Según la cardióloga cordobesa, la práctica deportiva en las personas adultas "requiere una mención aparte".

"Una persona de 45 años que practica deportes pero que fuma y tiene sobrepeso por lo general tiene mucho más riesgo cardiovascular que otra que no tiene esos factores de riesgo. Esto es muy habitual en los llamados 'deportistas de fin de semana', que durante la semana son sedentarios y tienen factores de riesgo", enfatizó.

Estas situaciones pueden ser realmente peligrosas porque aumentan el riesgo de padecer infartos.

"Todos los deportistas requieren de un entrenamiento, y todo ejercicio que hagamos debe ser progresivo y estar regulado de acuerdo con la intensidad que permita el estado físico de la persona, porque la combinación entre falta de entrenamiento y ejercicio repentino y demasiado vigoroso puede ser fatal", añadió.

Por su parte, Juan Pablo Ricart, miembro del Comité de Cardiología del Ejercicio, docente e investigador de la Universidad Nacional de La Plata comentó que "el examen médico preparticipativo nunca debe ser un obstáculo para la práctica de actividad física, sino una herramienta de la medicina preventiva para que cada individuo realice el deporte que su condición y estado de salud actual le permita llevar adelante con la seguridad adecuada".

La actividad física es beneficiosa incluso para quienes han sufrido un infarto u otro evento cardiovascular se benefician con un programa de ejercicios adecuado a sus posibilidades.

"La rehabilitación, el control y el seguimiento médico de esta actividad es parte de la reeducación del paciente para mejorar la calidad de vida", agregó Quiroga.

En ese sentido, Sebastián Wolff, director médico del Instituto de medicina del deporte Wolff, sostuvo que, entre los pacientes con enfermedad coronaria establecida, "hay evidencia de que el ejercicio atenúa el proceso de la enfermedad y es la piedra angular de rehabilitación cardiaca , y se cree que estos beneficios en parte se deben a los efectos del ejercicio sobre los factores de riesgo convencionales para la aterosclerosis coronaria".

En pacientes con insuficiencia cardíaca, agregó, la actividad física regular se asocia con una mejor capacidad funcional y contribuye a reducción de la hospitalización.
Fuente:

Más Leídas