salud salud
viernes 01 de julio de 2016

El agujero de la capa de ozono de la Antártida es cada vez más chico

Científicos estimaron que la capa, encargada de proteger a la Tierra absorbiendo la radiación ultravioleta, podría estar recuperada en el Polo Sur para 2050

El agujero de la capa de ozono, producto de la contaminación del aire, se está achicando, constató un grupo de científicos que consideran efectivas las medidas tomadas tras la firma en 1987 del Protocolo de Montreal.

Esta capa, ubicada a una altitud de entre 20 y 40 de kilómetros, absorbe gran parte de la radiación solar ultravioleta –que es dañina para los organismos–, y protege, de esa manera, a los seres vivos del planeta.

En un estudio publicado este jueves en la revista estadounidense Science, un grupo de investigadores calculó que el agujero de la capa de ozono a la altura de la Antártida se redujo desde septiembre y octubre de 2000, cuando alcanzó su máximo tamaño, en más de 4 millones de km², equivalente a la mitad de la superficie de los Estados Unidos.

"El agujero de ozono parece estar curándose", al tiempo que las emisiones de compuestos químicos, como los gases clorados y los clorofluorocarbonos (CFC), siguen disminuyendo, señalan los científicos.

Fuente:

Más Leídas