salud - Mendoza Mendoza
miércoles 14 de junio de 2017

Donación de sangre: sólo 2 de 10 son donantes voluntarios

Sobre unas 19.000 donaciones anuales, el 80% lo hace sólo ante un pedido por la internación de un familiar o conocido.

Cada 14 de junio se celebra el Día Internacional del Donante de Sangre y en Mendoza buscan cambiar el paradigma actual, en el que la gran mayoría de los que donan son de reposición y no voluntarios. Para eso, desde el Centro Regional de Hemoterapia seguirán incentivando las donaciones a través de campañas que concienticen sobre los beneficios, tanto para los dadores como para los receptores.

Anualmente en Mendoza se realizan unas 19.000 donaciones, de las cuales casi el 80% se trata de donantes de reposición. Esto quiere decir que no son voluntarios, sino que responden a un pedido de donación en particular, generalmente por algún familiar o conocido internado.

"El donante de reposición es el que acude ante casos particulares, cuando son los familiares de una persona los encargados de buscarlo. Es decir, la familia tiene doble problema, el de tener un integrante enfermo y el de encargarse de conseguir donantes de sangre", explicó Pedro Ruiz, director del Centro Regional de Hemoterapia.

El objetivo es que a fin de año la cifra de donantes voluntarios ascienda al 30%, siga subiendo en 2018 y que para 2019, el 100% de los donantes en la provincia sean voluntarios.

Esto serviría porque se disminuye considerablemente el desperdicio de la sangre. "Se trata de mejor sangre, de mejor calidad, por lo que se terminan tirando menos unidades porque la serología no es reactiva", continuó el médico.

La diferencia fundamental es que de los donantes de reposición, entre el 7% y 10% de la sangre debe descartarse, mientras cuando el donante es voluntario el porcentaje baja a 0,5%.

"Los voluntarios son los que donan por lo menos dos veces al año, que ya conocen los requisitos y las conductas que deben tener. Con el 100% de voluntarios, con esa cantidad de donantes estaríamos en perfectas condiciones, ya que la idea es no superar los 20.000 donantes por año, pero optimizando los recursos", dijo Ruiz.

"Le hace un bien al organismo porque ejercita la médula, no provoca nada adverso. No hay ningún perjuicio para la persona que dona"

"Estamos trabajando para cambiar el paradigma, porque necesitamos tener menos donantes de reposición y más donantes voluntarios" (Pedro Ruiz, director del Centro Regional de Hemoterapia).

Puede donar quien padeció alguna de las siguientes enfermedades
-Mononucleosis: si fue una mononucleosis simple, sin complicaciones, después de seis meses, puede donar sangre.

-Hipertensión: si la hipertensión está controlada y no hay ningún otro factor que lo impida, puede donar sangre. No debe suspenderse la medicación para donar.

-Hepatitis A: el virus de la hepatitis A no se transmite por sangre, pero esto será evaluado en la entrevista predonación. Será el profesional responsable quien definirá si puede donar o no. Las normas establecen que las personas que han padecido hepatitis antes de los 10 años pueden donar sangre, dado que se considera que la mayor parte de estas hepatitis son del tipo A.

-Asma: si no está atravesando una crisis, se siente bien y la enfermedad está controlada, podría donar sangre sin problemas. Pero como cada persona es un caso particular, es conveniente consultar con un profesional que realiza la entrevista previa a la donación.

-Epilepsia: las normas permiten la donación de sangre de personas que están libres de síntomas luego de tres años de haber finalizado el tratamiento. Se aconseja consultar en el banco de sangre donde se quiera donar, para que se evalúe la situación particular, en el contexto de la entrevista predonación.

-HPV: el virus HPV no es transmisible por sangre por lo que sí se puede donar sangre. Lógicamente, ante cualquier duda se consultará al médico a cargo del lugar donde se concurra a donar.

donacion-2.jpg


Fuente:

Más Leídas