salud salud
miércoles 03 de agosto de 2016

Descubrieron el origen evolutivo del orgasmo femenino

En las mujeres, el orgasmo no tiene una función reproductiva, dijeron, entonces, ¿para qué sirve? El resultado de la investigación.

¿Cuál es el propósito del orgasmo femenino?

En los hombres, el orgasmo se requiere siempre para la eyaculación y la transferencia de espermatozoides, señalaron investigadores en un artículo publicado recientemente en elJournal of Experimental Zoology. "Pero en las mujeres su función no es clara", escribieron Mihaela Pavlicev, investigadora en el Hospital Infantil de Cincinnati, y Gunter Wagner, profesor de ecología y biología evolutiva en la Universidad de Yale.

En las mujeres, el orgasmo no tiene una función reproductiva, dijeron, entonces, ¿para qué sirve?

Los investigadores examinaron muchas especies de mamíferos y determinaron que el orgasmo en las mujeres evolucionó a partir de un rasgo que una vez jugó un papel clave en la reproducción.

La evolución de la ovulación

Los investigadores se centraron en el estudio de la evolución de la ovulación y en la fuerte descarga de hormonas como la prolactina y la oxitocina durante el orgasmo femenino.

En ciertas especies de mamíferos, como los gatos, la ovulación es inducida por los machos, a través de la actividad sexual. Sin embargo, las mujeres tienen una ovulación espontánea, que no es dependiente de la relación sexual.

Estudiando la distribución de estos dos tipos de ovulación en las especies de mamíferos, Pavlicev y Wagner infieren que la ovulación inducida por los machos evolucionó primero y la ovulación espontánea se desarrolló después.

Si el orgasmo femenino, provocando una oleada hormonal, ayudaba a inducir la ovulación, esto significa que una vez jugó un papel directo en la reproducción. Con el tiempo, sin embargo, la ovulación espontánea evolucionó, haciendo el orgasmo femenino innecesario para la función reproductora.

Cambio de la ubicación del clítoris

En cuanto a la evolución de los genitales femeninos, los investigadores encontraron que a medida se evolucionó hacia la ovulación espontánea, el clítoris -principal fuente del orgasmo- pasó de estar en la vagina a su ubicación actual, pues "ya no era necesario para ovular".

Todo esto tiene implicaciones más amplias para las mujeres, sugieren Pavlicev y Wagner: la baja frecuencia del orgasmo femenino -solo una cuarta parte de las mujeres alcanzan de forma fiable el orgasmo durante el coito- es una consecuencia natural de la evolución.

Cuestionamientos a la teoría

Elisabeth Lloyd, del Kinsey Institute for Research in Sex, Gender and Reproduction, quien colaboró con comentarios a los investigadores, aunque no estuvo envuelta en la investigación, consideró esta nueva teoría como "un trabajo impresionante" aunque también tenía un "problemilla".

Los investigadores definen el orgasmo únicamente como oleadas hormonales, explicó Lloyd, pero "el orgasmo femenino es más que solo oleadas hormonales". La definición estándar del rogamos femenino utilizada por los científicos incluyen contracciones pélvicas, añadió.

Lloyd considera que las múltiples teorías sobre el orgasmo femenino caen básicamente en dos categorías.

La "teoría de las consecuencias", su preferida, se basa en el hecho biológico de que hombres y mujeres desarrollan rasgos similares en los primeros dos meses de su vida.

"Los hombres obtienen pezones debido a que las mujeres los necesitan, y las mujeres obtienen orgasmos porque los hombres los necesitan", dijo.

En contraste, la "teoría del vínculo de pareja" sostiene que el rogamos femenino ha evolucionado con el propósito de fortalecer las relaciones entre hombres y mujeres. En otras palabras, la sensación de placer de un orgasmo llevaría a la mujer a regresar con el hombre en busca de más.

Fuente: CNN
Fuente:

Más Leídas