salud - Colesterol Colesterol
martes 11 de octubre de 2016

¿Cómo se forma, qué consecuencias tiene y cómo tratar el ovario poliquístico?

Esos cambios en los niveles hormonales le dificultan a los ovarios la liberación de óvulos completamente desarrollados o maduros.

La Enciclopedia Médica de Estados Unidos define el síndrome de ovario poliquístico (SOP) como un desequilibrio de las hormonas sexuales en la mujer.

Esos cambios en los niveles hormonales le dificultan a los ovarios la liberación de óvulos completamente desarrollados o maduros.

Las hormonas afectadas son:

  • Los estrógenos y la progesterona que son las hormonas femeninas que le ayudan a los ovarios de una mujer a liberar óvulos.
  • Los andrógenos, una hormona masculina que se encuentra en pequeñas cantidades en las mujeres.

Normalmente, se liberan uno o más óvulos durante el ciclo menstrual de una mujer, lo cual se conoce como ovulación.

En la mayoría de los casos, la liberación de los óvulos ocurre aproximadamente dos semanas después de la iniciación del ciclo menstrual.

En el síndrome del ovario poliquístico, los óvulos maduros no se liberan.

En lugar de esto, permanecen en los ovarios, recubiertos por una pequeña cantidad de líquido, según explica la Universidad Americana de Obstetricia y Ginecología.

Causas

Según investigaciones de la clínica Mayo de Minnesota en Estados Unidos, las causas del ovario poliquístico no están del todo descifradas.

Sin embargo, se sabe que el rango de mujeres afectadas a nivel mundial está entre el 4% y el 8% según la Organización Mundial de la Salud (OMS)

Una de las causas está relacionada a un componente genético.

Si la madre de una mujer tiene esta condición, el riesgo de padecerlo será mayor para su hija.

El exceso de insulina en el cuerpo también incrementa el riesgo de desarrollar SOP.

Demasiada insulina en el organismo genera el incremento de la producción de testosterona que causa algunos de los síntomas del ovario poliquístico, Según la facultad de Medicina de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Síntomas

Según el Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos, no todas las mujeres que padecen el síndrome del ovario poliquístico presentan los mismos síntomas.

Estos incluso pueden cambiar con el tiempo.

Algunos de los más comunes, según la organización estadounidense son:

  • Vello corporal extra que crece en el pecho, el abdomen y la cara.
  • Acné
  • Aumento de peso
  • Periodos menstruales irregulares, que pueden ser intermitentes y pueden ser desde muy ligeros hasta muy abundantes.
  • Múltiples quistes pequeños en los ovarios
  • Cáncer endometrial
  • Infertilidad.

Complicaciones

Según la OMS, el síndrome de ovario poliquístico puede desencadenar una serie de complicaciones.

La infertilidad suele ser la más común pero no la única.

Es posible que al padecer el síndrome de ovario poliquístico se aumenten los niveles de colesterol y se eleve la presión sanguínea.

La diabetes también está asociada al SOP.

De hecho, casi la mitad de mujeres con esta anomalía hormonal, desarrollan prediabetes o diabetes antes de los 40 años.

También existe el riesgo de desarrollar sobrepeso.

La ansiedad y la depresión también hacen parte de la lista de complicaciones que se pueden experimentar cuando se tiene ovario poliquístico.

Tratamientos

Según la Asociación Americana de Obstetras y Ginecólogos, no existe cura para el síndrome del ovario poliquístico.

Sin embargo sus síntomas pueden ser tratados.

Y los tratamientos varían dependiendo de si la mujer desea quedar embarazada o no.

Las pastillas anticonceptivas pueden ayudar a corregir los desequilibrios hormonales.

Estas píldoras regulan el ciclo menstrual y reducen el acné y el crecimiento de vello al disminuir los niveles de andrógenos (hormonas sexuales masculinas).

Así mismo, el consumo de anticonceptivos orales promueven el desprendimiento del revestimiento del útero periódicamente, por lo que disminuye el riesgo de cáncer endometrial, como afirma Irina Burd, doctora de la Asociación de Profesores de Ginecología y Obstetricia de la Universidad de Medicina John Hopkins en Baltimore.

Bajar de peso, incluso en poca cantidad, puede ayudar a tratar los cambios hormonales y los problemas de salud como la diabetes, la hipertensión arterial o el colesterol alto.

Aquellas mujeres que estén tratando de quedar embarazadas pueden considerar la opción de someterse a una cirugía, como recomiendan los obstetras de la Clínica Mayo de Minnesota.

Se puede hacer una laparoscopia pélvica para alterar un ovario insertando una pequeña aguja que emite una descarga eléctrica.

La descarga destruye una porción del tejido en el que se produce la testosterona y al reducir los niveles de esta hormona aumenta la probabilidad de regular la ovulación.

Como bien resalta el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos, es posible tratar el síndrome de ovario poliquístico y aliviar los síntomas con el tratamiento adecuado.

Fuente: BBC Mundo

Fuente:

Más Leídas