salud salud
lunes 27 de junio de 2016

Cómo eliminar juanetes sin cirugía

Una guía para corregir esas molestas deformaciones en el pie

El juanete es aquella inflamación ósea del dedo gordo del pie provocada por diversos factores. Se ha reconocido científicamente que el primero de ellos es la forma del pie: las personas que poseen un dedo gordo más largo que el resto de dedos tienden a desarrollar juanetes. Además, el uso de zapatos ajustado o con tacón ayudan a su desarrollo

Instrucciones para corregirlo sin cirugía

Para empezar, todas las personas que sufran de juanetes no deben usar zapatos ajustados, por el contrario, deben utilizar un tipo de calzado que permita al pie disponer de una movilidad absoluta. Además, debe ser un calzado anatómico y que garantice un buen soporte para que la persona pueda desempeñar todas sus actividades cotidianas con comodidad y seguridad. En el siguiente artículo de unComo te mostramos Cómo elegir el calzado si tienes juanetes.

Existen férulas o correctores especiales para juanetes, las cuales se deben usar de forma constante durante un tiempo determinado para corregir la deformidad del hueso. Además, es un tratamiento que ayudará a calmar los dolores y a evitar una intervención quirúrgica. Lo mejor es que consultes con tu médico o podólogo para que te recomiende el tratamiento más adecuado para curar el juanete. En unComo te mostramos paso a paso Cómo usar un corrector nocturno para juanetes.

Igualmente, puede consultar con tu podólogo la posibilidad de adquirir unas plantillas especiales para proteger el pie al impactar con las diferentes superficies y evitar que el dedo afectado empeore. Además, estas te ayudarán a evitar los dolores y el crecimiento del juanete.

También, se pueden adquirir unas almohadillas especiales que protegerán el dedo afectado y la parte superior de la planta del pie evitando, así, el crecimiento de juanetes, al mismo tiempo que mejoran la movilidad y la comodidad a la hora de caminar.



Otra forma de eliminar juanetes sin cirugía es llevar a cabo un tratamiento de rehabilitación especial pautado por el médico. Además de este, puede ser beneficioso realizar ejercicios específicos para impedir que la deformidad del hueso avance y evitar la aparición de intensos dolores y molestias.

Existen algunos remedios caseros que te ayudarán a aliviar el dolor de los juanetes y a relajar tus pies por completo. Algunos de los más efectivos son los siguientes:

Aplica aceite de lavanda sobre el juanete y masajea con suavidad todas las noches antes de irte a dormir. Este aceite cuenta con excelentes propiedades antiinflamatorias.
Realiza un baño de pies con sal. En un recipiente con agua tibia, agrega unas cucharadas de sal y sumerge tus pies dejándolos en remojo durante al menos 20 minutos.
Aplica compresas de agua caliente sobre el juanete.

Si, además de estos, quieres saber qué otros tratamientos naturales pueden ayudarte a calmar las molestias, consulta el artículo Remedios caseros para aliviar el dolor de los juanetes.

También existen algunos consejos útiles que te servirán para prevenir la aparición de juanetes. Uno de ellos, el más sencillo y básico, es que los zapatos que uses no sean nunca demasiado ajustados, pues podrías fomentar que esta deformación empezara a aparecer en tu pie.


Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas