salud - vínculos vínculos
martes 05 de julio de 2016

Científicos dan a conocer 10 verdades sobre la amistad

Son algunas de las preguntas que responde un grupo de estudios sobre las relaciones interpersonales.

El próximo 30 de julio se celebra el Día Internacional de la Amistad, vínculo que tiene a hombres y mujeres, incluso a animales unidos por largos periodos, en los casos especiales para toda la vida.

Si eres de aquellos que tienen cientos de amigos en Facebook o decenas de contactos de amistades en tu smartphone, o de los que creen en la amistad entre hombres y mujeres, te entregamos a continuación las 10 verdades científicas publicadas por El Huffington Post sobre la amistad.

1. Hombres y mujeres no pueden ser amigos.

Un estudio de la Universidad de Wisconsin refleja que la amistad entre hombres y mujeres es un fenómeno demasiado reciente y que resulta imposible escaparse de los momentos de seducción y tensión sexual.

"Hay pocos estudios sobre las relaciones entre hombres y mujeres que no son parientes ni pareja", sostiene April Bleske-Rechek, psicóloga y una de las directoras del estudio. Los científicos estudiaron 88 parejas de amigos de distinto sexo y concluyeron que los hombres sienten mayor atracción física y sexual por sus amigas y tienden a sobreestimar cómo ellas los ven. La atracción es considerada un impulso, aunque con los años ésta suele ir apagándose.

2.- Los animales tienen amigos.

¿Pueden los animales formar vínculos de por vida? La respuesta parece ser sí. Está demostrado que algunos animales buscan en sus pares capacidades de adaptación, compañerismo y lo que podríamos definir como amistad. Según los informes, al menos entre chimpancés, babuinos, caballos, hienas, elefantes, murciélagos y delfines, los animales pueden formar vínculos de por vida con individuos que no son de su familia.

En todos los casos estudiados, los amigos tenían mejor salud, menos estrés y más éxito reproductivo, por lo que sería una característica cada vez más común en la especie, señala el científico Carl Zimmer.

3.- Los amigos hacen que sintamos cosas similares uno del otro.

Según estudios de la Universidad de Virginia, la capacidad de ponerse en el lugar del otro -en este caso de un amigo- es mucho más grande de lo que se piensa.

Los científicos analizaron los escáneres cerebrales de 22 personas bajo amenaza de recibir pequeñas descargas eléctricas o de que las recibieran un amigo y un extraño.

Lo relevante es que descubrieron que la actividad cerebral en una persona cuando está en peligro es prácticamente idéntica a la que despliega cuando su amigo lo está. "Nuestro sentido del 'yo' incluye a las personas cercanas", asegura James Coan, psicólogo y director del estudio.

"Nuestros allegados se convierten en parte de nosotros, no en sentido poético o metafórico, sino real. Literalmente, nos sentimos amenazados cuando nuestros amigos están amenazados", agrega.

4.- Los amigos crecieron con la llegada de Facebook.

Will Reader, doctor en Psicología por la Universidad Sheffield Hallam, en Reino Unido, apunta que, aunque la mayoría de las amistades nacen fuera de la red social, estas ayudarían a mantener los contactos con aquellos que por dificultad geográfica y falta de tiempo, se perdían. Aunque, apunta el experto, de todas formas la mayoría de los adultos solo tiene dos mejores amigos.

Ahora, la pregunta es si consideras a tus 500 "amigos" en Facebook realmente tus amigos.

5.- Somos celosos y damos lo que recibimos.

"Somos seres celosos. La valoración que hacen nuestros amigos de nosotros y nuestra relación afecta directamente a la amistad en sí", detecta Peter DeScioli, codirector del estudio de la Universidad de Pensilvania, que concluye que valoramos mejor a los amigos que mejor nos valoran.

6.- Los amigos en el trabajo te hacen más productivo.

Una aseveración de la cual hay que tener cuidado. Un amigo en la oficina puede ayudar a ser más feliz, creativo, productivo y competitivo en la oficina. Además de esto, muchos estudios afirman que el amigo de "la pega" puede entenderte mejor que los de afuera o incluso la propia pareja.

Sin embargo, existen algunos riesgos cuando en la oficina el amigo es también el jefe. Esto pone en peligro tanto el vínculo como el puesto de trabajo y la credibilidad en la oficina, según un estudio de Linkedln un 68% de los encuestados preferiría perder a un amigo si eso significa tener un ascenso laboral.

La socióloga Jan Yager, autora de varios libros sobre el tema, advierte de que los colegas de trabajo son muy distintos a los amigos de fuera. "Un trabajo es la base de la estabilidad financiera de una persona. Tienes más que perder a la hora de decidir entre un amigo y tu fuente de ingresos", dice la experta.

7.- El amor te cuesta dos amigos.

Cuando un amigo se enamora la primera sensación es de alegrarse por él, pero lo segundo puede ser la resignación a perderlo. En este sentido, el antropólogo Robin Dunbar ha estudiado el efecto que tiene enamorarse en la amistad y los resultados son claros: cuando una nueva persona entra en tu vida, desplaza a otras dos de tu círculo más próximo, normalmente un familiar y un amigo.

Según esto, el amor quita tiempo para ver a los amigos y eso mata las amistades, "si no ves a la gente, el vínculo afectivo se debilita rápidamente", dice el estudio, además de que tu pareja se transformará en amiga o mejor amiga, por ende uno de tus mejores amigos ya no lo será.

8.- Conocer lo que irrita a un amigo mejora la amistad.

Conocer lo que molesta a un amigo puede hacer mejor la amistad. A esta conclusión llegó la doctora Charity Friesen, de la Universidad Wilfrid Laurier, en Canadá, gracias a una encuesta a grupos de amigos universitarios sobre las actitudes y situaciones que les irritaban o no les gustaban a ellos y a su amigo/a.

El resultado dice que conocer las reacciones de los amigos ante diferentes situaciones es tan importante como saber sus gustos, esto afianzaría la amistad.

9.- Los hombres prefieren a la familia y las mujeres a las amigas.

Un estudio realizado en 2012 por el Departamento de Epidemiología y Salud Pública de la Universidad de Londres, afirma que los hombres prefieren tener relaciones familiares.

Los científicos entrevistaron a 6.500 británicos nacidos en 1958 y hallaron que el matrimonio es más beneficioso para la salud mental de los hombres, que amplían sus lazos familiares, pero perjudicial para las mujeres, ya que les costará más cuidar a sus amigos por falta de tiempo.

10.- La amistad es buena para la salud.

Según los estudios, las personas con más amigos tienen la tensión más baja, sufren menos estrés, sus defensas son más altas y son más longevos. Además, los amigos ahuyentan la depresión, ayudan a superar enfermedades y producen satisfacción, placer y felicidad.

"No disponer de una red social de apoyo es un factor de mortalidad más potente que sufrir obesidad o llevar una vida sedentaria y sin ejercicio físico", afirma la profesora de Psicología Julianne Holt-Lunstad, quien agrega que "los estudios muestran un aumento del 50% de probabilidades de vivir más si se posee una sólida red de relaciones sociales".

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas