salud salud
viernes 05 de agosto de 2016

Biopsia líquida, un método no invasivo, rápido y sencillo

Se trata de tecnologías ultra sensibles que permiten hallar células cancerígenas y partículas de ADN del tumor en el torrente sanguíneo a través de una sencilla extracción de sangre.

La biopsia líquida es uno de los avances más prometedores de la oncología ya que se trata de un método no invasivo, rápido y sencillo para elegir el mejor tratamiento para pacientes con cáncer.

Se trata de tecnologías ultra sensibles que permiten hallar células cancerígenas y partículas de ADN del tumor en el torrente sanguíneo a través de una sencilla extracción de sangre.

De esta manera, no es necesario someter al paciente con cáncer a una biopsia tradicional, generalmente en base a técnicas incómodas e invasivas como una punción, una cirugía o una endoscopia.

El oncólogo Guillermo Méndez, del Hospital de Gastroenterología Carlos Udaondo y de la Fundación Favaloro destacó que "se ha avanzado enormemente en lo que es la biología molecular y se ha logrado hilar muy profundo hasta alcanzar mayor conocimiento de la célula tumoral".

En ese sentido, Méndez remarcó que "tanto se ha avanzado que ahora podemos hallar células tumorales o material genético de éstas en una muestra de sangre".

"Hoy disponemos de equipamiento complejo que nos permite hacer eso y es, sin dudas, uno de los avances más significativos de la oncología en el último tiempo", manifestó el especialista.

En el abordaje terapéutico integral de un paciente con cáncer, a medida que pasa el tiempo, es factible que se modifiquen las drogas de elección, que cambie la biología de un tumor y, en última instancia, que evolucione el estado general del paciente.

Por lo tanto, el oncólogo explicó que "la información tumoral inicial obtenida con la primera biopsia es potencialmente diferente, por ejemplo, seis meses después".

"Entonces, contar con la posibilidad sencilla y ágil de ´rebiopsiar´a un paciente con técnicas validadas a través de una sencilla extracción de sangre puede ser muy útil para revisar y modificar la estrategia terapéutica", detalló Méndez.

En la misma línea, tal como explicó la biologa molecular Yanina Powazniak, directora técnica y de investigación y desarrollo de Biomarkers, una institución especializada en estudios genéticos moleculares y para el cáncer, "los tumores son dinámicos y, por lo tanto, el uso de biopsias líquidas sobre biopsias sólidas permite una evaluación continua de las determinaciones genéticas del cáncer a partir del ADN tumoral o las células tumorales circulantes en el torrente sanguíneo y ver si estas alteraciones son realmente predictivas para el tratamiento".

Además, existen algunos tumores que son de difícil acceso y no son sencillos de biopsias, por lo que en esos casos puede ser de mucha utilidad la biopsia líquida. Por otro lado, los resultados del testeo tradicional demoran al menos una semana, mientras que lo de la biopsia líquida podrían estar en el día, lo que dinamiza el abordaje terapéutico del paciente.

Para qué sirve en cáncer colorrectal metastásico

Un claro ejemplo es el del cáncer colorrectal en estadio avanzado, adonde el tumor se ha expandido del colon o recto a otras áreas del cuerpo y es crítico conocer si se encuentra mutado o no el oncogén RAS del tumor.

Ese oncogén, cuando no está mutado (lo que sucede en cerca de la mitad de los pacientes) puede ser bloqueado a través de drogas de blanco específico y así frenar una cascada de señalización que interviene en el desarrollo y crecimiento del tumor.

Por lo tanto, conocer si el gen está mutado o no, es información crítica para que el médico indique el tratamiento que mayor beneficio signifique para el paciente en términos de sobrevida y calidad de vida. Eso impide que el paciente pierda tiempo valioso con un tratamiento que le agregue toxicidad o que no le haga efecto y permite elegir el que mejor contribuirá a su sobrevida general.

Al hablar de medicina personalizada, nos referimos a indicar el tratamiento adecuado para el paciente adecuado en el momento adecuado. En la actualidad, disponemos de muchos elementos que nos permiten entender cuál será ese tratamiento que obtendrá los mejores resultados posibles.

La biopsia líquida para determinar la mutación del RAS en el paciente con cáncer colorrectal metastásico es un muy buen ejemplo en esa línea, sostuvo Méndez, quien destacó que este test estará disponible en el país en los próximos meses.

Los tumores en etapas avanzadas de la enfermedad se encuentran constantemente diseminando información genética genética al torrente sanguíneo.

Sin embargo, según confió el especialista, es de esperarse que, a medida que la tecnología para analizar las muestras de sangre sea cada vez más sensible, "en algún momento la biopsia líquida sea la técnica universal de elección para conocer la biología de los tumores en todas las etapas del cáncer y no quede restringida al estadio metastásico".
Fuente: Télam

Dejanos tu comentario

Más Leídas