publicidad publicidad
martes 16 de agosto de 2016

"Yo siempre quise ser escritor"

Perfiles: Raúl Mercau, rector de la Universidad Champagnat

Laura Portillo /Cecilia Gava
portillo.gava.producciones@gmail.com

Su primer acercamiento a la función pública fue cuando le ofrecieron ser Subsecretario de Servicios Públicos. Cargo que rechazo por ser padre de familia numerosa. Siendo estudiante de la universidad, conoció a su gran amigo Mario Adaro y armo un centro de estudios laborales. Su carrera como funcionario comenzó siendo director y a los cinco meses fue convocado para un cargo de subsecretario, convirtiéndose al poco tiempo en Ministro de Hacienda del Gobierno de Celso Jaque.

Estudiante del Martin Zapata. Su sueño era ser escritor. "Mi proyecto era viajar a Barcelona y dedicarme a escribir. Siempre me gusto escribir, y aún sigo escribiendo", afirma Raúl Mercau. "Escribo cuentos principalmente y en mis comienzos me gustaba mucho la poesía".

También tenía otro sueño. Ser padre. "Tengo 7 hijos. De chico ya quería tener 10". Su sueño de ser escritor nunca proscribió pero sí supo que debía tener una buena profesión para cumplir ese otro sueño tan anhelado. Fue así que comenzó a estudiar para contador. En 3° año gana una beca en el Departamento de Economía de la universidad, y fue allí donde se enamoró de lo que hoy es su pasión y su vida. Dejó la contabilidad para hacer dentro de esa ciencia lo que más le gustaba: escribir, crear, imaginar. Así comenzó su carrera. "La economía es una ciencia social. Tiene mucho de epistemología, filosofía, pensamiento y política. Hasta cuarto año hice las dos carreras. Fui siempre muy buen alumno. Tenía el mejor promedio, pero un día me di cuenta que no tenía que estar allí." Junto con esa premonición decidió hacer un impase y viajar como misionero religioso al litoral argentino.

Su primer trabajo fue en el quiosco de su abuela. "Ella me pagaba con un billete de 100 pesos y por primera vez me compre un juguete con mi plata. Mi segundo trabajo fue en una verdulería, fui primer escolta en el secundario y en quinto año trabajé en Kolton S.A."

Raul Mercau, se levanta muy temprano, lleva sus hijos a la escuela y además trabaja en una fundación que se dedica a temas de capacitación, investigación y relaciones con la comunidad. Almuerza en su casa y a la tarde se dedica a la Universidad. "He llegado a tener más de cinco trabajos", nos cuenta. El día domingo, para él, es sagrado. No trabaja. "Es una cuestión religiosa y familiar".

Nunca antes había sido rector. Raúl cree en el trabajo horizontal aunque las decisiones se tomen en forma vertical. "Porque hay que hacerse cargo. Yo me potencio trabajando con otras personas y soy muy respetuoso de la gente que sabe. Tengo una muy buena manera de interactuar porque prefiero pasar por tonto una vez y no toda la vida".

Como enseñanza nos confiesa. "Mi papá fue mecánico. Él siempre me decía: -yo no te voy a dejar plata, te voy a dejar educación-. -Siempre hay que sembrar para cosechar-, repetía. Por eso todo el tiempo estoy sembrando, tirando semillas, porque algo va a florecer".

Para él Mendoza tiene una particularidad. "Es la plaza con la mayor cantidad de universidades per cápita del país. Mucho más que Buenos Aires y Córdoba, y no sabemos aprovecharlo como fortaleza".
"A mí me hubiera gustado estudiar en Harvard porque en esa Universidad hoy se discute la frontera del conocimiento en Economía". Y todavía tiene una deuda, publicar su libro de cuentos.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas