Buenos Aires Buenos Aires
sábado 08 de octubre de 2016

Prometen más recursos para salud y educación

"Hay otros derechos humanos que están antes que un esquema tarifario, por eso queremos que a partir de una reducción gradual de los subsidios el erario público use los recursos para la educación y la salud", remarcó Aranguren.

Buenos Aires. Juan José Aranguren afirmó ayer que el nuevo cuadro tarifario de gas implica un sinceramiento de las variables económicas de la Argentina a través de un suministro sostenible en el tiempo, atendiendo a los usuarios con menores ingresos e impulsando una reducción gradual de recursos que se podrán destinar a la salud y la educación.

Aranguren, tras detallar los valores que se aplicarán a distintos segmentos de la población, respondió, con su habitual cortesía, no menos de 20 preguntas de la prensa especializada, incluso con algún tono de autocrítica: "La urgencia de poder resolver un problema nos llevó a correr antes de empezar a caminar", admitió el ministro.

"Hay otros derechos humanos que están antes que un esquema tarifario, por eso queremos que a partir de una reducción gradual de los subsidios el erario público use los recursos para la educación y la salud", remarcó Aranguren.

El ministro no cargó las tintas sobre la herencia heredada en materia energética aunque fue enfático al momento de recordar que en pocos años se pasó de vivir en un país con energía "abundante y barata a otro con escasez del recurso. Solamente el 60% de los consumidores argentinos tienen acceso al gas natural, por lo tanto el restante 40%, claramente con menores recursos, termina subsidiando a los primeros".
Fuente:

Más Leídas