policiales policiales
sábado 12 de noviembre de 2016

Ya hay tres detenidos por el crimen del sobrino del ex ministro Gantus

Antes de escapar y con total sangre fría le sacaron la mochila que llevaba en su espalda.

Alfredo Raúl Espinoza (36) alias El Chiqui, tercer sospechoso de haber asesinado a Isaías Gabriel Solorza (26), sobrino del ex ministro de Hacienda del gobierno anterior, Juan Gantus, cayó ayer en manos de personal de la División Homicidios que depende de Investigaciones.

El arresto se produjo en Colonia Bombal, Maipú, luego de una exhaustiva investigación.

El padre de una nena de pocos meses fue asesinado a quemarropa el 12 de octubre pasado mientras iba trabajar a la bodega La Rural, de Coquimbito. Residía en la casa de sus abuelos en Fray Luis Beltrán junto a su señora e hijita.

Cuando estaba en la parada del colectivo sobre la ruta 50 y Sarmiento, a pocos metros de su casa, aparecieron tres o cuatro delincuentes con la finalidad de asaltarlo y robarle sus pertenencias.
Posiblemente, Isaías trató de escapar, pero uno de los delincuentes le efectuó un disparo que le dio en la espalda. Cayó al suelo y perdió la vida prácticamente en forma instantánea.

Antes de escapar y con total sangre fría le sacaron la mochila que llevaba en su espalda.

Lo que menos podían suponer es que el muchacho sólo llevaba en su interior lo que iba a ser su almuerzo dado que desde hacía dos meses había decidido trabajar 12 horas corridas.

Por este caso ya habían sido detenidos otros dos sujetos a poco de ocurrir el hecho: Mauricio Daniel Murúa, quien fue el primero al que apresaron por el grave suceso y Darío Suárez(36) en el barrio Piccione de Maipú.

El detenido de ayer tiene antecedentes por asaltos a mano armada y la fiscal Claudia Ríos cuenta con pruebas que lo involucran en el crimen en forma directa.

En cambio, sobre los otros detenidos con anterioridad pesa la sospecha de que uno de ellos –sería Suárez– ayudó a escapar a los autores materiales en su automóvil Renault 12 que ya quedó secuestrado. Mauricio Daniel Murúa fue el primer imputado en el expediente por homicidio criminis causa o sea que matan para ocultar otro delito, en este caso el robo.

La pena prevista es de prisión perpetua.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas