policiales - Ayelén Arroyo Ayelén Arroyo
viernes 25 de noviembre de 2016

Ya está en condiciones de ir a juicio el femicidio de Ayelén Arroyo

A su padre, Roque Arroyo, le dictaron la prisión preventiva por abusarla, matarla y además embarazar a otra hija. La fiscal ya reunió la totalidad de las pruebas que juegan en contra del acusado.

El juez de Garantías David Mangiafico dictó la prisión preventiva de Roque Arroyo (54) acusado de asesinar a puñaladas su hija Ayelén Arroyo (19). Fue en Ugarteche, el 28 de septiembre pasado.

La preventiva se prolongará por tres meses, en los cuales la fiscal de Homicidios Claudia Ríos Ortiz seguirá investigando para luego elevar la causa a juicio. Según trascendió, no hay más elementos para agregar en los hechos que se le atribuyen a Roque Arroyo y ya tiene las pruebas suficientes para enviarlas a la brevedad a la Cámara del Crimen que estaba en turno al momento de ocurrir el asesinato de Ayelén.

El hombre está acusado de homicidio agravado por el vínculo y agravado por femicidio, que significa en caso de ser condenado la pena de prisión perpetua. También pesa sobre él la acusación de abuso sexual agravado por el vínculo a su hija mayor. De esa relación forzada nació una nena que hoy tiene 6 años.

Es imputable
Las últimas pericias psiquiátricas que le realizaron en el Cuerpo Médico Forense al imputado por el homicidio fueron contundentes e indicaron que el hombre estaba en plenas facultades mentales y consciente al momento de ocurrir el hecho en la vivienda de la manzana C del barrio Las Rosas en Ugarteche. Allí vivía Ayelén con dos hermanos y su hijita de pocos meses. Su madre se marchó hace años a vivir a Buenos Aires.

La tragedia
Eran aproximadamente las 7 del 28 de septiembre cuando en su casa Ayelén fue sorprendida por su padre en la planta alta de la vivienda. Según los pesquisas, la chica no tuvo ni siquiera tiempo para defenderse porque su padre la tomó del cabello y la bajó por la escalera propinándole fuertes golpes en distintas partes del cuerpo. No conforme con ello terminó degollándola sin piedad, sin siquiera tener en cuenta que Ayelén era mamá de una pequeña de pocos meses que en ese momento estaba durmiendo. El hombre para acceder al la vivienda se aseguró primero que su hija estaba sin posibilidad de ser socorrida. Luego, una vez que la apuñaló, escapó del lugar pero posteriormente fue detenido.

El origen del crimen
Este penoso suceso tuvo su comienzo el 14 de septiembre cuando Ayelén concurrió a la Oficina Fiscal 11 de Luján para denunciar que su padre la había violado. Esto fue el principio del fin. El fiscal en turno Fabricio Sidoti dictó para el hombre la prohibición de acercamiento ante la grave denuncia. Si bien dejó la casa, el sujeto se fue a vivir a un asentamiento justo enfrente de Ayelén. No hubo seguimiento por parte de la Justicia para saber si la chica corría algún riesgo tras la grave denuncia.

Ayelén incluso publicó en su Facebook que había denunciado a su padre: "Me siento confundida pero no arrepentida, más nada no soy ninguna cagona como otros". En el mismo posteo hecho a las 21.05 ella aclaró que había tomado la decisión de denunciar a su padre por el Luci, su hermano menor. Posiblemente Ayelén con los antecedentes del padre, que ella conocía muy bien, temió que pudiera hacerle daño incluso a él.

Violó y embarazó a su hermana
Hace aproximadamente siete años, Arroyo violó también a su hija mayor y de esa violación nació una nena que actualmente tiene 6 años.

El día que velaban los restos de Ayelén su hermana llegó desde Salta –allí había escapado– y decidió ella también radicar la denuncia por la violación sufrida años antes en carne propia. Después del sepelio de Ayelén concurrió a la Fiscalía de Claudia Ríos Ortiz e hizo lo que la noche anterior le anticipó a la jefa de la unión vecinal del barrio: denunciarlo.

Esto motivó que se le hiciera la prueba de ADN a la pequeña y días después se confirmó que la chiquita es hija de su abuelo, lo que complicó aún más la situación procesal del acusado.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas