policiales - Mendoza Mendoza
miércoles 16 de noviembre de 2016

¿Y quién piensa en el Estado?

La desaparición durante horas de un joven de 22 años –uno de los tantos casos que ocurren a diario– movilizó a gran cantidad de efectivos policiales, a la sección Canes, Búsqueda de Personas, Bomberos y también al helicóptero de la Policía de Mendoza.

Por lo general, sólo se trata de sustos o llamados de atención que los jóvenes quieren dejar como mensaje a sus familias.

Sin embargo, el problema no se agota con el hallazgo de la persona buscada, porque precisamente las tareas que involucran incluso a perros de rastreo para hallarlas, tiene un costo que no es sólo económico sino también moral.

Está probado que los rescatistas ponen lo mejor de sus conocimientos para lograr su objetivo: hallar con vida a quien están buscando.

El Estado responde siempre al pedido de un paradero como es su obligación, pero también hay deberes de la sociedad que no se pueden soslayar: los gastos, el cansancio, el apoyo logístico y un sinfín de recursos que forman parte de un operativo.

Sin embargo, una vez que esa búsqueda concluye con éxito, ninguna familia le paga al Estado por tanto despliegue ni se hace cargo públicamente de la irresponsabilidad de sus hijos.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas