Vuelven a suspender el juicio por la muerte de Lucas Carrasco

La muerte de su madre, Vivian Espina era la única querellante particular en la causa que tiene como acusado al policía Diego Guzmán.

La muerte repentina de la mamá de Lucas Carrasco (22), Viviana Espina, quien se suicidó el pasado 15 de julio, generó una nueva suspensión en el juicio por el fallecimiento del joven, ocurrido en marzo del 2014 tras un partido de Independiente Rivadavia. El problema es que Espina era la única querellante particular en la causa que tiene como acusado al policía Diego Guzmán, por lo que es necesario realizar una sucesión para que otro familiar directo se haga cargo de dicha querella.

Luego del homicidio de Lucas Carrazco, impactado por una cápsula despedida al disparar un gas lacrimógeno, fue su madre la única en condiciones de asumir el rol de querellante particular en la causa penal, aunque toda la familia podría haberlo hecho.

La muerte de Viviana Espina generó que la causa quedara sin querellantes, y si eso ocurre el resto de la familia perdería la posibilidad de participar en el segundo debate oral y público que tenía previsto iniciarse el 15 de agosto pero que nuevamente fue suspendido.

La familia, a través de los abogados de Xumek, se presentó en la 2ª Cámara del Crimen solicitando continuar con las acciones previstas al querellante particular como herederos forzosos de Espina y, previamente, se iniciaron los trámites sucesorios de la mujer ante el 2º Juzgado de Gestión Asociada.
La defensa del policía acusado solicitó no hacer lugar a la presentación y de esa manera apartar a los familiares del juicio.

Primera suspensión

El juicio oral y público se inició en la 2ª Cámara del Crimen el 28 de julio de 2016, dos años y medio después de la muerte de Lucas. Debido a la suspensión por más de 15 días hábiles, el 20 de setiembre los integrantes del tribunal se inhibieron de seguir entendiendo en las actuaciones.

Anulado el juicio, iniciaron nuevas acciones con el objeto de lograr una renovada integración al tribunal y la fijación de fecha para un nuevo debate oral y público para el 15 de agosto, notificado a la familia el 23 de junio.

Pese a eso, y producto de una gran depresión, Viviana Espina fue encontrada sin vida a mediados de julio luego de dejar una carta en la que aseguraba no soportar más el dolor de haber perdido a su hijo y no encontrar justicia, por lo que iba a reencontrarse con él.
Fuente:

Más Leídas