policiales - San Martín San Martín
sábado 07 de mayo de 2016

Violento asalto a una conocida docente y su familia en el Este

Raquel Miranda (66) fue sorprendida por tres delincuentes al llegar a su casa en Montecaseros. Ella, su esposo y un nieto fueron maniatados, al igual que su hija y el novio. Los desvalijaron.

Una conocida docente del Este, que también da clases de catequesis, fue asaltada junto con su familia cuando llegaba a su hogar en Montecaseros, San Martín.

Del incidente no se salvaron una hija de la mujer y su novio, quienes arribaron poco después a la casa.

Raquel Miranda (66) llegó alrededor de las 21.30 del jueves a su casa, ubicada en la calle Villalobos al norte del carril Zapata, en Montecaseros. Lo hizo a bordo de un Chevrolet Corsa Classic cuando fue sorprendida por tres sujetos que estaban encapuchados y armados.

La obligaron a entrar y fue entonces, ya en el interior, que apuntaron al esposo, Antonio Fernández (66), y a su nieto de 9 años.

Los delincuentes les exigieron que les entregaran la plata de la cosecha, pero el hombre les respondió que no la tenían porque la habían depositado en el banco.

Entonces uno de ellos le pidió que le entregara una escopeta mientras los dos cómplices amenazaban a la mujer y al nieto.

Fernández les entregó el arma calibre 16 y luego los maleantes comenzaron a levantar gran cantidad de electrodomésticos que había en la casa.

A medida que lo hacían iban colocándolos dentro del Corsa Classic de las víctimas, ya que tenían previsto, como quedó demostrado posteriormente, que se lo iban a llevar.

Más víctimas
Mientras estaban dedicados a la ardua tarea, llegó a la casa Vanessa (28), hija de la pareja, quien iba acompañada por su novio, Alejandro Casado (24). También ellos fueron blanco de los maleantes, quienes los obligaron a entrar a punta de pistola después de que se habían bajado del Fiat Duna, propiedad del joven. Todos fueron maniatados.

Ya teniendo toda la situación bajo control se dedicaron a sacar los últimos elementos de valor que había dentro de la casa y además se apoderaron de los celulares de las víctimas para impedirles que solicitaran ayuda a la policía. No conformes con eso, al Fiat Duna le sacaron las ruedas, una batería, el estéreo y otros elementos.

Conseguido el botín, y mientras los moradores estaban shockeados por el difícil momento que estaban atravesando, los delincuentes no sólo partieron en el Chevrolet Corsa sino que también se llevaron una camioneta Chevrolet S-10.

Cuando la familia pudo sobreponerse al susto empezó a caminar en medio de la oscuridad para pedir ayuda porque habitan en una zona aislada y no tienen vecinos a quienes recurrir. Recién a las 23.30 pudieron radicar la denuncia en la Oficina Fiscal 12.

Operativo policial
A partir de ese momento se movilizó la policía, que fue hasta la zona rural donde ocurrió el suceso y realizó un operativo de búsqueda de los maleantes que resultó infructuoso.

Según dijo a UNO una fuente de la investigación, "seguramente los delincuentes sabían que el hombre había cobrado el dinero de la cosecha, pero no tenían en claro que ya la había depositado. Otra prueba más de que conocían a sus víctimas es la seguridad con la cual le pidieron al dueño de casa la escopeta. O sea, sabían que él poseía el arma, con lo cual damos por descontado que los delincuentes conocían a sus víctimas. Ahora tenemos previsto realizar allanamientos, que ya fueron autorizados por la Fiscalía."

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas