policiales policiales
jueves 15 de septiembre de 2016

Violenta entradera a una mujer de 90 años

Fueron dos mujeres las que aprovecharon cuando la empleada de la víctima llegó a la casa. Ocurriñi en Neuquén.

Dos ladronas encapuchadas le robaron el dinero de la jubilación a una mujer de 90 años que resultó herida en una mano al tratar de resistirse como pudo a la "entradera" en su casa de la capital neuquina.

El violento hecho que indignó a los vecinos de la anciana ocurrió el miércoles alrededor de las 15.

De acuerdo con la información a la que tuvo acceso LM Neuquén, la anciana vive sola y tiene una empleada de 39 años que la asiste.

"Justo ese día se fueron unos familiares que estaban de visita. Yo llegué y vi el patrullero en la puerta de la casa y me asusté", contó una de sus vecinas.

Al parecer, las dos ladronas conocían el movimiento en la casa, aprovecharon el momento exacto en el que la empleada ingresaba y armadas con cuchillos la obligaron a abrir la reja y la puerta para acceder al interior de la vivienda.

"Preguntaban por la abuela y fueron directo al dinero que había cobrado de su jubilación", confiaron bajo reserva. La mujer mayor tiene problemas para caminar pero se resistió como pudo al robo y forcejeó con una de sus agresoras, por ese motivo sufrió heridas en una mano.

A la empleada la golpearon en el estómago para evitar que pidiera auxilio antes de huir de la casa con el botín. Un vecino vio cuando las dos ladronas se retiraban del lugar a bordo de un vehículo que está siendo intensamente buscado por la Policía.

En la esquina de la casa asaltada, en una plazoleta, hay un domo, cuyas imágenes podrían ser de utilidad para que los investigadores den con las dos ladronas.

"Acá a pocos metros en la plazoleta donde está la cámara se juntan pibes a fumar porro, hacen lo que quieren, estamos a la deriva", disparó un vecino que confió también fue víctima de un robo.

Unos 40 minutos antes de este hecho se registró otra "entradera" en Río Desaguadero al 100, a pocas cuadras de distancia. Los delincuentes barretearon la puerta de ingreso y se alzaron con una notebook, una CPU y unos 5.000 mil pesos en efectivo.

Luego huyeron sin ser vistos, dejando entreabierta la puerta. Policías que patrullaban la zona advirtieron la puerta dañada y alertaron al propietario, un hombre de 33 años.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas